6 mitos falsos sobre los caballos que muchos repiten sin ser verdad

Los caballos son animales que han acompañado a las personas durante muchos años. Se les considera luego de los perros como algunos de los animales más fieles, logrando tener una verdadera relación de apego con su dueño.

Sabemos que pueden ser utilizados como transporte, pero también hay muchas cosas que se dicen sobre ellos. Y común que estos datos resulten ser falsos, aquí encontrarás algunos de los más comunes que se dicen.

Falsedades que se dicen sobre los caballos.

Mitos sobre los caballos que no son verdaderos

Es bastante probable que hayas escuchado algunos de los siguientes datos, ¿pensabas que eran reales?

Los caballos se comunican relinchando únicamente.

Como las personas hablamos, nos imaginamos que los equinos se comunican igual haciendo sonidos. En este caso, relinchando para poder comunicarse mensajes, pero no es su forma principal de hacerlo.

En realidad, la manera más común por la que se comunican es por medio del lenguaje corporal. Ya sea tocándose, por medio de los ojos y oídos, son los métodos más utilizados para comunicarse entre ellos.

Únicamente duermen de pie.

Por lo regular cuando pensamos en un caballo durmiendo, lo imaginamos de pie. Sobre todo porque vemos que muchos corrales parecen haberse dispuesto de esta forma, pero no , en realidad si se acuestan.

Es cierto que pueden dormir de pie, pero para su fase de sueño REM si es bastante probable que se acueste. En esta posición permite que se recupere mejor su cuerpo, permitiendo un mayor reposo y recuperación.

Pensar que no son inteligentes.

Claro, hablando a nivel entre los animales. Hay algunos considerados inteligentes como los monos o delfines, pero muchos tienen a los caballos como poco listos. Que simplemente siguen ordenes y son como una especie de vehículos.

Y nada más lejos de la realidad, son seres muy listos. Pueden aprender muchas señales y tomar decisiones. Tanto así que pueden llegar a hacer lazos afectos muy fuertes con las personas y llegar a conocerse, por lo que pueden intuir lo que quiere su dueño.

Montar a caballo no requiere esfuerzo físico.

Otro mito que suele circular es que montar a caballo es fácil y sencillo. Es simplemente treparse y cualquiera puede “manejarlo”, pero no es así. Se requiere estar en buenas condiciones para poder llevar las riendas de este animal.

Necesitas una gran fuerza central, mejorar tu equilibrio y coordinación, músculos en buenas condiciones y todo en conjunto termina por ser un gran ejercicio cardiovascular. No es simplemente treparse y listo.

No pueden ver los colores.

Esto es falso , pero tiene su explicación: no ven en blanco y negro, pero tampoco pueden ver con la variedad de colores que tenemos los seres humanos. Los equinos pueden distinguir los colores azul, amarillo y blanco.

Todos los caballos necesitan herradura.

La herradura ayuda a muchos caballos para poder evitar lastimar su pezuña al caminar en ciertas superficies. Pero es falso que absolutamente todos lo deban de tener, hay algunos que pueden prescindir de colocarles.

Algunos los tienen por fines médicos o por actividad intensa. Pero para algunos de actividad tranquila pueden bastar una especie de bota o andar “descalzos”. Piensa que en la naturaleza no los vas a encontrar herrados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.