6 razas de perros extintas y motivos de su desaparición

Hoy en día se conocen muchas razas de perros diferentes. Hay de todos los tamaños, colores, formas y tipos de cabello. Y pensamos que cada día hay más al parecer, que solo acumulan en variedad de especies.

Pero la verdad es que existen algunas razas extintas, que por algún u otro motivo ya no se encuentran entre nosotros. Y algunos pueden pensar que estamos solo hablando de algunas especies prehistóricas.

No es así, hay casos bastante recientes, en donde por lo regular la mano del ser humano ha contribuido a que estas especies dejen de existir.

Ejemplos de razas de perros extintas.

El rastreador brasileño

razas de perros extintas

Este perro existió en los años 50. Su nombre es bastante descriptivo, el cual se tiene registro que era una cruza entre sabuesos. Era utilizado por las personas precisamente como un rastreador, gracias a su gran capacidad para seguir pistas.

Fue utilizado en Río de Janeiro y otras ciudades aldeañas de Brasil, en donde los cazadores sacaban partido a sus habilidades para poder rastrear jabalies incluso en las zonas más espesas de la selva.

En 1973 se le considero una especie extinta. El motivo es que era únicamente un grupo de criadores el que se encargaba de la cruza de la especie. Al desaparecer dicho lugar, la raza se fue con ellos.

El perro de pelea cordobés.

perro-de-peleas-cordobes

Este es un perro de origen argentino, que existió durante el siglo XX. Era una cruza entre varias razas conocidas, como son el mastín español, el bull terrir, el boxer y otros caninos más o menos corpulentos.

Y es que el resultado era precisamente también un perro corpulento, macizo y bastante fuerte. Tenía una cabeza grande con unas orejas pequeñas. Desafortunadamente, era utilizado para varios tipos de pelea.

El motivo de su desaparición es que era una raza en extremo violenta. Tanto que incluso con otros de su especie peleaba, causando que su apareamiento sea muy complicado.

El kuri.

kuri

Esta raza de perros ya es algo más antigua que las anteriormente mencionadas, ya que su existencia en la tierra se remonta entre los siglos IV y XIV, en las tierras de nueva Zelanda. No era un perro demasiado agraciado.

Los registros que se tienen de él es que era algo feo, que además de todo tampoco era fiero ni tampoco era bueno para olfatear. Era de tamaño pequeño, patas cortas y bastante asustadizo además de todo.

Desafortunadamente, era un perro débil que no podía sobrevivir por si mismo. Y su extinción fue causada por los seres humanos, que continuamente lo cazaban para poder utilizarlo para fines religiosos.

Poi Hawaiano.

poi-hawaiiano

Esta raza está bastante olvidada actualmente. Sus registros nos muestran que vivió en las islas de Hawaii, traído por colonizadores polinesios en un tiempo tan lejano como el año 400 después de Cristo.

Era un derivado de otras variedades de raza, el cual llegó a poseer características propias en su paso por la isla. Tenía un cuerpo bastante pequeño y fue muy apreciado en los primeros años para tenerlo en los hogares.

Para su mala fortuna, llegado el siglo XX comenzó a utilizarse también como alimentó, lo que llevó a su extinción.

El dogo cubano.

dogo-cubano

Este perro era una variedad del Mastín, que vivió  hace muchos años en la isla de Cuba. No se conoce en la actualidad demasiado de él, solo que era un perro grande, de un cuerpo macizo y bastante corpulento.

Lo más característico sin duda era que tenía una cabeza grande, pero sus labios se encontraban como caídos y su hocico era chato. Esa característica por lo regular es más vista en perros de tamaños más pequeños.

Era utilizado para la caza de eslavos y peleas. Pero con el paso del tiempo, empezó a cruzarse con otras especies, llegando el punto que se perdió la raza original. Al día de hoy, solo sobreviven descripciones de como era.

El hare indio.

hare-indio

Este es otro perro del cual apenas sobreviven algunas descripciones. Los registros que quedan indican que era una especie de cruza entre un lobo y un perro doméstico. Esto le daba características de ambos.

Era de Canadá y toma su nombre porque era criado por la tribu india de nombre Hare. Se sabe que era un perro muy juguetón y social, pero eso no le impedía ser un buen cazador, ya que era bastante ágil y veloz.

La tribu fue desapareciendo y los ejemplares se cruzaron con otras razas. Hasta que llegó el momento que desapareció.

Existen muchas razas de perros desaparecidas, lo cual es una verdadera pena. Nos hace pensar como muchas veces nuestras acciones como personas condenan a especies enteras a la desaparición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.