¿Puede un animal ser malvado y realizar actos de maldad?

La maldad es algo con lo que tenemos que lidiar todos los días. Actos deshonestos y mal intencionados se realizan todos los días. Pero al pensar en ello se nos viene a la cabeza personas, que realizan dicha acción.

Y a algunos les puede surgir la duda, ¿un animal puede ser malo? En el sentido de desear que a alguien le pase algo malo. Que sea un ser maligno con ganas de causar desastres porque tiene negro el corazón.

¿Puede un animal ser malvado?

¿Un animal puede ser malvado?

No, no puede serlo en el sentido que nosotros les damos. Es verdad que algunos actos que ellos realizan pueden ser considerados un acto de venganza. Pensando que por lo tanto tienen sentimientos similares a las personas.

Pero no, la maldad es exclusivo de los seres humanos. Es por eso que primero debemos definir un poco mejor cuando alguien se le considera malvado.

Entre las personas se le considera a alguien que no tiene los principios morales que se esperan puedan dar paso a sentimientos como bondad, afecto o compasión. Todo ello se encuentra relacionado a la inteligencia.

Es decir, alguien que es malo puede tener esa emoción, pero se encuentra en gran parte influenciado por sus ideas que tenga. Dichas ideas en gran parte pudieron haber sido implementadas por su entorno, así como sus experiencias.

Esto es una versión muy simplista de que es maldad, pero casi cualquier persona puede entender en general a que se refiere. Es un concepto muy profundo que requiere mucho análisis, pero con esto es suficiente.

¿Entonces porque un perro no puede ser malvado?. Porque requería conocer esos principios morales de los que hemos hablado y romperlos por voluntad. Es decir, saber que a pesar que es incorrecto lo que hace, sigue adelante. Eso es ser malvado.

Un perro realiza todo por instinto, reaccionando al entorno. Es verdad que puede ser más agresivo o menos agresivo, pero todo en base al trato que haya tenido en la vida. No porque piense que puede lastimar a alguien por ser corrupto en su alma.

En resumen, los perros no son malos. El único que puede ser malo es el ser humano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *