Causas de vómito en perros y que hacer al respeto

Que nuestro perro vomite hay que tomarlo en serio. Ya que esto puede ser una señal que algo malo está pasando a nuestro canino. Deberíamos por tanto prestar atención cuando lo veamos realizando este acto.

Existen diversas causas por las que puede estar realizándolo. Aquí te presentaremos diversas causas de vomito en caninos. Ya que puede estar sucediendo algo en el interior de nuestro can que debería ser atendido.

Causas frecuentes de vómito en perros.

Causas de vómito en perros

Lo que ocurre por lo regular es:

Parásitos en el interior.

Nuestros perritos son de comer muchas cosas que encuentran en el camino. Son bastante curiosos y hacen uso de su hocico para poder averiguar de todo. Por ello no es raro que se terminen por llevar alguna bacteria a la boca.

Con el tiempo, pueden comenzar a desarrollar parásitos que causarán diversos tipos de dolencias en el estómago. Algunos de los más comunes son los gusanos intestinales, siendo en específico  las ancylostomas y giardias las más comunes.

Haber comido demasiado.

Si sucede esto, es la causa por la que menos debemos preocuparnos. Ya que cualquiera de nosotros puede un día comer demasiado y no caiga bien al estómago. Nuestro perro no es la excepción y vomitar por ello.

Nuestro deber como amo es regular la cantidad de comida que recibe. Y que además de eso, esta sea saludable. Debemos vigilar su alimentación, pues no es bueno que nuestro perro coma tanto hasta el grado de estar vomitando.

Cambiar de tipo comida.

Otra causa no grave, pero que igual hay que atenderlo, es haberle cambiado de pienso o de comida. A veces compramos una nueva para probar, pero debemos entender que hay perros con el estómago más delicado que otros.

Por tanto, es posible que nuestro perro termine por regresar el alimento que no pudo procesar. Lo mejor que podemos hacer al cambiar de tipo de comida es realizarlo de forma gradual, mezclando ambos hasta cambiarlo por completo al nuevo.

Alguna obstrucción en el estómago.

Esta razón hay que vigilarla muy bien. Como ya se mencionó, muchos perros son bastante curiosos y comen de todo. Y varios de ellos todavía tienen la costumbre de comer huesos, los cuales pueden astillar al comer.

Todos estos son objetos que tienen la posibilidad de quedar atrapados en su estómago. Y vomita en un intento de poder deshacerse de ello. Acude al veterinario y evita que juegue con ramas, palos y objetos que puedan dejarle astillas.

Mareo por movimiento.

Esta opción no la debes descartar si por algún motivo llevaste a tu perro en autómovil. A ellos les encantan subirse en coche, que los lleves a todas partes e incluso asoman su cabeza por un costado. Pero esto puede marearlos.

Si recientemente los sacaste y ves que vomitan, deberás tener cuidado la próxima vez. Puede ser casualidad y de una sola ocasión, pero también podría ser propenso a sufrir mareo por movimientos muy abruptos.

Inflamación gástrica o intestinal.

Cuando tu perro vomita en color amarillo, es probable que este teniendo una producción muy alta de ácidos o de billis en su estómago. En este caso, deberás llevarlo al veterinario para una revisión más a fondo.

¿Por qué el vomito de mi perro es blanco?

Este es uno de los tipos de vómito que más llaman la atención.  Este por lo regular es consecuencia de una enfermedad inflamatoria que tiene varios origenes. Estos pueden ser desde comer demasiado rápido, mucho ejercicio o algún parásito.

¿Qué hacer cuando mi perro vomita?

Lo primero que debes hacer es vigilarlo. Es probable que vomite una sola ocasión y con eso haya sacado todo lo que le molestaba. Probablemente solo comió demasiado.

No le sigas dando agua por al menos unas 12 horas ni comida por 36 horas. Revisa si repite una vez más el vomitar, además de tener otros síntomas como debilidad o inactividad. Si pasa ese tiempo, gradualmente empieza a darle comida y dieta blanda.

Pero de persistir será necesario llevarlo a un veterinario. Si notas la presencia de sangre, deberá ser de inmediato, porque podría ser una enfermedad mucho más grave.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *