¿Cómo animar a alguien que se le murió su mascota?

La muerte es parte de la vida, este momento llegará a todos los seres vivos. En ocasiones no quisiéramos hablar de ella, pero ignorarla no causará que no suceda. Y creo que jamás estaremos suficientemente preparados para ello.

Para muchas personas, una mascota es solo un animal que tienen en casa. No pasa de ser un ser curioso que nos acompaña. Pero para otros es algo más, incluso como un miembro de la familia y duele mucho su partida.

Afrontar la muerte de una mascota.

como animar a alguien que se le murio su mascota

Pasa muy seguido que junto con la muerta de nuestro animal, tengamos otro conflicto encima: que el mundo no nos deje tener un duelo. Ya que no son pocas las personas que te dirán que no vale la pena derramar lágrimas por un animal.

Es cierto que no son personas, pero también son seres queridos. Con los que compartimos muy buenos momentos y risas. Tenemos muchos recuerdos con ellos, y en algunos casos, toda una vida.

Por eso el primer obstáculo es no criticar a alguien que este llorando por su mascota. No lo juzguemos que no debería hacerlo, sino al contrario, apoyarlo para que pueda pronto superar ese dolor.

¿Qué decir a alguien que ha perdido una mascota?

Si tenemos a un familia, amigo o conocido que la haya perdido, si podemos ayudarla. Puede ser que ni siquiera tengas que decir nada, tu sola presencia podría ser suficiente para ayudarle a sobrellevarlo.

Pero tal vez si necesite palabras de aliento y puede ser difícil para nosotros. Animar a alguien por la pérdida de una persona es difícil, y es posible que no tengas idea que hablar para cuando se trata de una mascota.

Mi primer consejo es hablar con el corazón: es verdad que existen muchas frases pre fabricadas que podría decirte. Pero en ese momento, lo que necesitan es a tu persona, animando con todo lo que tienes.

También piensa que es un buen momento para escuchar: es altamente probable que no necesitas decir nada. Sino que esa persona lo que quiere es alguien que le escuche con atención y de manera auténtica.

Como ya había dicho, no todos entienden esta pérdida. Por lo que podría haberse tomado con que nadie le escucha en serio sobre el dolor que trae. Préstale atención y estarás ayudándole más de lo que crees.

Cosas que puedes decir

Como dije, lo mejor es ser auténtico en lugar de usar frases pre-hechas. Pero si que puedo darte algunas ideas sobre temas a tratar o no tratar:

No lo animes en seguida a buscar otra mascota.

Para muchos, es una buena idea comentarle que debería comprar otra mascota. Pero en ese momento de dolor, esa siempre resulta ser una idea desagradable. No perdió solo un animal, sino a alguien con identidad.

Sugerirle llevar otra tan rápido puede resultarle chocante, desagradable. Porque sería un animal mas, no el que perdió. Es posible que más adelante adopte otra, pero por hoy, no es una buena idea.

Recuérdale que fue afortunado.

Otra forma es que deje deje de pensar en los momentos tristes y se concentre en lo bueno que fue. Que no todas las personas tienen la bendición de haber vivido momentos así tan felices con un animal.

Hazle ver la buena fortuna que tuvo al haber tenido esa mascota. No calmará el dolor, pero si le permitirá distraerse un poco. Incluso en algunos casos, cambiar una actitud de tragedia por una de agradecimiento.

No le hagas sentir mal.

Esto puede parecer contrario a lo que buscamos hacer, pero podemos llegar a perjudicarlo sin querer. No hables de lo que pudo haber hecho, tipo “que triste, es que si lo hubieras llevado al veterinario a tiempo”  o situaciones así.

Recuérdale que hizo todo lo posible y que muchas veces es inevitable. No lo enfrentes ni le hagas pensar en todo lo que pudo haber hecho.

Jamás minimices para hacerlo sentir mejor.

Y sobre todo, no le vayas a decir algo tipo “es solo un ratón, solo es un perro”. Lo que puedes provocar es que esta persona se enoje contigo. Puede que lo hagas de buena intención, para intentar calmarlo.

Pero lo único que harás será lastimarlo, al hacerle sentir que su dolor no es válido. Usa con cuidado las palabras.

Animar a alguien que se le murió su mascota no es fácil, pero mínimo intenta estar ahí para ella.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *