¿Cómo bañar a un perro que no le gusta el agua? Tips

Puede que para nosotros bañarnos sea un placer, pero es posible que a algunos perros no les guste e incluso les tenga miedo. Esta situación vuelve difícil el mantenerlos limpios, para que puedan sentirse bien.

La higiene canina es fundamental para su bienestar, pero puede volverse problemática si odia el agua. En este artículo encontrarás  información sobre como tranquilizar a tu perro y lograr bañarlo de una forma que incluso le sea divertida a él.

¿Cómo bañar a un perro con miedo al agua?

como bañar a un perro grande que no le gusta el agua

En primer lugar, es importante saber que expertos sobre el tema han llegado a la conclusión que los perros no nacen con temor al agua, sino con el paso del tiempo y las malas experiencias que hayan vivido desarrollan esta condición.

Entonces, lo que sucede es que al ver la bañera o la manguera con el agua tenderán a revivir dicha experiencia. Pero no por ello deberíamos abandonar esta actividad, porque un perro necesita mínimo bañarse mensualmente.

Algunas ideas que deberás tomar en cuenta son:

  • No lo obligues a bañarse de manera violenta. Deberás introducirlo a acercarse al agua con cariño y de forma gradual. Tampoco deberás castigarlo y mucho menos pegarle por no haber querido meterse.
  • También tú deberás de mantener la calma a la hora de bañarlo. Eso es porque si te empiezan a alterar o te pones con nervios por la situación, esto terminará por sentirlo el perro también. Que sentirá que están pasando por un momento de “peligro real”
  • Puedes intentar compartir la bañera con tu perro. Si es demasiado miedoso, que te encuentres ahí podría ser una forma de poder tranquilizarlo. Al bañarse juntos, sentirá una gran cercanía contigo y el miedo se irá.
  • ¿El miedo al baño es por el encierro? Considera que tal vez bañarlo en un espacio demasiado cerrado solo aumente el estrés. Piensa en bañarlo con la puerta abierta o hacerlo en el exterior, para que se sienta libre.
  • Usa productos especializados para perros. Un producto que no sea ideal podría terminar por causarle daño a la piel. Esto lo único que provocaría es que el rechazo al baño por parte del perro sea mucho mayor.

Una técnica para introducirlo al baño.

Un método que muchas personas han utilizado para comenzar a bañar a sus perros, es que para limpiarlos sea utilizado una pequeña cazuela o un recipiente parecido.

El baño con manguera puede llegar a ser bastante agresivo para un perro con miedo. Por lo que introducirlo al agua de manera gradual y con paciencia será lo mejor.

El introducirlos a una cazuela no profunda, puedes ir metiendo primero una pata, luego otra y todo mientras le hablas con amor.

Toma en cuenta que algunos perros pueden estar padeciendo claustrofobia, por lo que realizar esto en el exterior podría ser terrible para ellos. Prueba con poner la cazuela en el exterior y realiza la misma operación.

¡Haz divertido el baño!

Otra forma de lograr que no tenga miedo es que el baño sea lo más divertido posible para ello. Para eso, intenta añadir algunos juguetes, en las tiendas especializadas venden algunos para ellos.

Una forma para que ellos le tomen “cariño” a estos juguetes, es que anteriormente los hayas utilizado para divertirte con tu perrito. De esta forma, cuando lo vea en la bañera se pondrá feliz de verlo.

Por otra parte, podrías pedir que por ejemplo el más pequeño de la casa ayude a bañarlo. Y mientras juega con él, nuestra mascota estará pasando un rato bastante entretenido mientras es el centro de atención.

No dudes de hacer uso de la comida.

Creo que una gran parte de los seres vivos reaccionan de manera positiva ante el estímulo de la comida. Si quieres que tu perro se sienta feliz a la hora del baño, puedes echar mano de unos deliciosos postres.

Si les tienes paciencia, amor, cariño y empieza a relacionar el bañarse con deliciosa comida, lo más seguro es que terminará por agradarle la situación y empezar a perderle miedo.

Estos trucos para bañar a tu perro y evitar que huya del agua te serán de gran utilidad para asearlo. Es fundamental no rendirse con este tema, porque el aseo de nuestra mascota es esencial para mantenerlo al máximo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *