¿Cómo hacer que mi loro me tenga confianza? Tips y trucos

Los loros son aves muy simpáticas que muchas personas actualmente tienen como mascota. Aunque esta práctica no es exclusiva de estos tiempos, incluso muchos recuerdan la emblemática relación que tenía con los piratas.

Pero a veces, puedes llevar uno a casa con el que puedas congeniar bien. Que intente morderte cuando acerques tu mano. O que simplemente notes que le caes mal, ¿Cómo mejorar la relación con el ave?

Como ganarte la confianza de un perico.

como hacer que mi loro me tenga confianza

He aquí algunos tips de utilidad.

La mirada.

Estos animales son muy sensibles a la forma en que los ves. Si sabes como utilizar tu mirada de forma estratégica, verás que ellos tendrán mucha más confianza en ti. Pero en caso contrario, podrían incluso tener miedo.

Ellos saben cuando los estás mirando, y si tienes un loro nuevo pude llegar a sentirse intimidado cuando lo ves de manera muy fija.  Inicialmente, es buena idea desviar la mirada cuando se nos queden viendo.

Lo pueden llegar a tomar como amenaza, por lo que podrás hacerlo hasta que exista confianza entre ambos.

Una forma curiosa de aumentar la confianza es uso del pestañar. Ellos cuando están asustados y con estrés, dejan de pestañar. Si nosotros comenzamos a hacerlo y nos lo devuelven, quiere decir que se están tranquilizando.

La suavidad al acercarse.

Inicialmente, el loro puede sentirse amenazado por todo lo que hagamos. Por lo tanto, el acercarse rápido lo puede tomar como un ataque. No importa que hagas, la velocidad es lo que va a alterarlo.

Trata de andar cerca de él con movimientos suaves. Pero NO lo hagas mientras lo observas, ya que eso puede dar todavía más la sensación de persecución. En donde lo observas como listo para poder atacar.

Igual por momentos deberás quedarte quieto. Cuando ellos se quedan quietos, es que están estresados. Es buena idea en ese momento también “congelarte”, para que se relaje y se siga moviendo.

¡Nada de ruidos fuertes!

Jamás le grites ni hables alto. No vas a lograr por miedo que obedezca, son demasiado sensibles. Al contrario, lo harán todavía más temeroso y sin ganas de quererte. Lo volverá todavía más salvaje.

Intenta llegar de manera silenciosa, pero sin sorprenderlo. Muestra calma en su presencia, para que no se sienta amenazado.

Que su jaula sea espaciosa.

Otra razón para tenerlo enojado es que su jaula sea demasiado pequeña. Piensa lo que es estar todo el día en un sitio donde apenas puedas moverte.

Lo mejor es tener una jaula con un tamaño suficientemente grande como para que pueda andar y escalar un poco. Incluso si puede realizar pequeños saltos, mucho mejor. Porque requiere sitio para poder andar un poco y no sentirse atrapado.

¿Cómo evitar que me pique?

Una vez que tengas cierto nivel de confianza, deberás acostumbrarlo a dejarse agarrar. Inicialmente intentará hacerlo, pero una buena solución es alejarlo de su lugar donde siempre se encuentra.

Con mucho cuidado, sácalo de su jaula. Ese lugar es su hogar, su territorio, por lo que ese será un lugar que va a defender. Es mucho más fácil que te pique para alejarte.

En cambio, si lo llevas a un sitio diferente, no es su territorio. Estará un poco menos bravo, por lo que podrás aprovechar ganarte su confianza. Al inicio te intentará picar, trata de reaccionar lo menos rápido posible.

Su cabeza es el mejor sitio para acariciarle, cualquier otra parte puede tomarla como una invasión. Desde la primera vez que se deje, ya habrás avanzado varios pasos.

Posteriormente, dejará que lo acaricies estando ya en su jaula. Gradualmente, podrás andar un poco más natural cerca del ave, ya que aunque andes algo mas rápido, confía en ti.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *