Como se defienden los camellos de las condiciones extremas del desierto

Los camellos son más propios de zonas desérticas, pero hoy en día son famosos en todo el mundo gracias a medios como la televisión. En donde usualmente los vemos como medio de transporte para atravesar parajes desérticos.

Y eso es porque son animales ideales para poder atravesar estos parajes áridos y calurosos, que para un saber humano sería demasiado peligroso y desgastante. ¿Por qué estos animales si pueden recorrerlos?

¿Cómo se defienden los camellos a estas condiciones?

como se defienden los camellos

El camello ha sido elegido por las personas para estas travesías, ya que poseen una serie de adaptaciones que le permiten sobrevivir.

Para una persona esta travesía sería demasiado desgastante, pero para estos animales no es peligroso. De hecho se encuentran en su medio natural, por lo que para ellos no es tan difícil como para nosotros.

Algunos cambios notables son:

Sus patas.

Una de las primeras características que llamarán tu atención son sus largas y delgadas patas. Esto los vuelve animales bastante altos, solo es cuestión de pararte a un lado de uno y ver el pequeño tamaño del ser humano en comparación.

Esto no es casualidad, es diseño: en el desierto, el piso termina por quedar extremadamente caliente. Pasar un buen rato en ello terminaría por acalorarte demasiado, teniendo peligro de un golpe de calor.

Pero ellos con la distancia que logran, evitan estar pegados al incandescente piso. Y por otra parte, también le permite lograr buena distancia de los depredadores mientras corren. Porque aunque no lo parezca, son animales rápidos.

El color marrón de su pelo y piel.

Muchos animales son coloridos por diferentes razones. Pero en el caso de los camellos, dicho color marrón es importante para poder protegerse de las condiciones climáticas.

De día, que su piel sea marrón, unido a pelo tan corto, permite que el sol no le dañe y acumule calor. De esta forma, pude pasar varias horas debajo del astro rey sin ningún problema.

Pero tiene una doble función, ya que cuando cae la noche, este le permite guardar el calor. Recordemos que en los desiertos las noches son heladas, por lo que permite mantenerse caliente mientras duerme.

Las pestañas de sus ojos.

Sus pestañas también están adaptadas para poder resistirse al desierto. Como sabrás, en él existe una enorme cantidad de arena que circula con el viento. De entrar en los ojos, podría lastimar y causar ceguera temporal. O mínimo, ser muy molesto.

Los camellos poseen unos ojos bastante grandes, pero con unas pestañas gruesas y largas que le ayudan a cubrirlos. De esta forma, evita que la arena se filtre, quedando todo atrapado en los pequeños cabellos.

Hocico grueso.

Su hocico también posee unos labios extremadamente gruesos y muy duros. Durante su travesía, también puede encontrar comida en los escasos vegetales que hay en el desierto, pero estos están lejos de ser suaves.

En realidad, estas plantas podrían tener incluso espinas. Este animal puede comer una amplia gama de alimentos, incluso la carroña, por lo que podrá comer no importa que sea lo que se encontró en el camino.

Su nariz puede cerrarse.

Y por último, otra característica muy llamativa es como su nariz puede terminar por cerrarse para poder evitar que entre el polvo. Un ser humano no puede hacer esto, el polvo terminará por entrar directamente.

Pero en los camellos se abre y cierra de acuerdo a las características del clima. De esta forma, puede terminar por respirar incluso estando en medio de una tormenta de arena.

Así es como el camello se defiende de las condiciones climatológicas extremas de los desiertos. Lo que para nosotros sería una situación adversa, para ellos es algo para lo que nacieron.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *