Datos del comportamiento de las gallinas en lo social y natural

Las gallinas son aves con las que estamos familiarizados. Son una de las bases de la alimentación, porque nos proveen alimentos como huevo o carne. Y aunque no tengamos una granja, las conocemos porque haberlas visto en varios medios.

Por ejemplo, en películas, series y caricaturas las vemos cuando están en las granjas. Caminan de un lado a otro, pican el piso y parece que viven en desorden. Pero, ¿sabías que en realidad si tienen cierto orden entre sí.

Entendiendo la jerarquía de las gallinas.

comportamiento de las gallinas

Aunque a primera vista parece que están andando sin ningún orden en el patio, si que entre ellas poseen una escala social. Una jerarquía que obedecen y que puede ser invisible para nosotros a primera instancia.

Cuando entre la población existe un gallo, este terminará por ocupar de manera natural el primer lugar en la jerarquía. Pero a falta de este, habrá otro orden.

En ese momento, lo que pasará a determinar el orden será la fuerza. Ya que comenzarán a pelear entre si, en donde la que pueda ganar en los combates terminará pasará a ser quien domine dentro del gallinero.

Este proceso puede llegar a ser preocupante para el criador, ya que durante ese tiempo verá como se pelean muy fuerte todas las gallinas. Hay que vigilar que no sean demasiado duras con alguna en particular.

Pero afortunadamente, este tipo de peleas no son permanentes. Una vez que se ha establecido la jerarquía dentro de ellas, pasarán a vivir en paz y armonía. Este proceso por lo tanto, es visible cuando se forma un nuevo grupo.

De cuando en cuando alguna gallina podría retar a la líder. Por lo tanto, una buena idea para evitar este tipo de enfrentamientos podría ser tener un gallo.

¿Cómo obtienen su alimento las gallinas?

A las gallinas las hemos domesticado, y una vez que pasan demasiado tiempo bajo el cuidado humano, simplemente saldrán a esperar que les tiren las semillas.

Cuando se encuentran en estado salvaje, estas ocuparán una buena porción del día en estar buscando alimento. Pican el piso de manera continua, con la esperanza de poder encontrar algo para poder comer.

Los primeros picotazos también sirven para determinar lo que hay en el piso. Por ejemplo, en el caso de pequeños invertebrados, verán si estos terminan por correr o atacar. Luego de la investigación inicial, procederán a picar para comer.

Como se comportan durante la reproducción.

Una gallina puede quedar clueca aunque no haya gallo de promedio. Esto quiere decir que entrará en modo de poner un huevo, con lo cual terminará por cambiar su comportamiento.

En este caso, ya no estará caminando por el patio sino que permanecerá más tiempo dentro de su nido. Incluso cambiará su comportamiento, siendo un poco más enojona de lo normal.

En ese tiempo, no se quitará del nido, incluso retirando el huevo. Es necesario vigilar cuanto tiempo pasa ahí, porque si no sale a buscar algo para comer y beber, será necesario intervenir llevándola a donde haya para que consuma.

¡Cuidado con el estrés!

Otro comportamiento que se debe vigilar es el estrés al que son sometidas. No tenerlas con espacio suficiente, asustadas y en general tenerlas frustradas, hará que haya varios cambios en su forma de ser.

Algunas reacciones a ello pueden ser el canibalismo, en donde terminen por atacar y picar carne de sus compañeras. Incluso también podrían picotearse a si mismas y estarse lesionando por el estrés excesivo.

Otra forma notoria es que las verás volando de un lado a otro, agitando las alas y notoriamente molestas. Esta histeria deberá ser controlada, por lo que será mejor buscar la fuente del problema.

Por lo regular, ampliar el terreno y darles más tranquilidad mejorará todo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.