Consejos para vivir con un gato ciego, como adaptar tu hogar

Vivir con alguien privado de la vista tiene sus retos, ya que dicha persona requiere ayuda en muchos aspectos que otros son independientes. Existen muchas fuentes para capacitarse sobre como ayudar a estas personas.

Pero, ¿y si lo que tienes en casa es un gato ciego? Este es un animal muy independiente que desafortunadamente no cuenta con el sentido de la vista. Ahora conocerás que cuidados son esenciales para tenerlo en casa.

¿Cómo saber que mi gato está quedando ciego?

consejos para vivir con un gato ciego

A veces el problema comienza con no darte cuenta que tu gato está perdiendo la visión. Aquí hay algunos síntomas que deberías de tomar en cuenta.

  • Comienza a chocar con las cosas. Los gatos por lo regular tienen grandes reflejos, pero de repente lo notas que choca con elementos fáciles de evitar.
  • Notas cambios en su comportamiento normal. Si lo conoces de años, notarás nuevas rutinas.
  • Si la ceguera ocurre en un solo ojo, podrías llegar a asustarlo por llegarle únicamente de ese lado en particular.
  • Puede ser que haya algún cambio físico en la zona del ojo, como un hinchamiento.
  • Si le tocas la zona cercana del ojo, tal vez notes que le duele. O que continuamente se encuentra poniendo su pata ahí.

Todos estos síntomas pueden pasar desapercibidos, pero es probable que tu gato este teniendo problemas de visión. Es buena idea llevarlo al veterinario para una revisión.

¿Cómo cuidar a mi gato sin vista?

Debido a su naturaleza, lo mejor es hacerlo ya un animal 100% de casa.

  • Pero para que no se sienta encerrado, si tienes espacio sería buena idea adaptarle un pedazo de jardín que sea completamente seguro para él.
  • Trata de colocarle microchip. A pesar de su estado total y sobre todo parcial, podría intentar seguir buscando paseos. Y perderse al no tener idea de como regresar.
  • Invítalo a caminar, no lo traigas siempre alzado. Esto permitirá que deje su olor en el entorno y con un poco de paciencia, conocerá muy bien su casa para poder seguir en ella.
  • No te le acerques de manera sorpresiva. Intenta siempre hacer ruidos a la distancia para evitarle sustos.
  • No cambies los muebles de la casa a cada rato. Ya que habrá creado un mapa mental y, de modificarlo, podría encontrarse con muebles de sorpresa.
  • Las escaleras probablemente le causen problemas, así que es mejor colocarle un barrera para que no pueda ir subiendo por ahí.

En general, en un entorno controlado, los gatos pueden adaptarse muy bien. Tienen muchos mecanismos que le permiten suplir en cierta medida la vista para poder guiarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.