Los principales cuidados de un pato como mascota

En la actualidad, los patos son animales que han estado ganando mucha popularidad como mascotas. Y que no son pocas las personas que han decidido adoptar uno para poder llevarlo a su hogar.

Pero a diferencia de los perros o gatos, el conocimiento sobre como cuidar un pato no están tan propagados. Por eso, aquí encontrarás diferentes consejos que te ayudarán a poder criar uno con éxito.

Consejos y cuidados de un pato.

cuidados de un pato

Son animales sociales.

Un primer consejo que deberías de tomar es saber que son animales altamente sociales. No les gusta vivir solos, por lo que buscan estar siempre con otros de su especie.  Por lo tanto, si vas a adoptar uno, al menos adoptar otro más.

De esta forma, se harán compañía y esto ayudará a mejorar su estado de ánimo. En cambio, un pato en solitario tenderá a estar más triste y más desanimado. Esto podría afectar hasta su estado de salud.

Dales espacio, como un jardín.

Estas aves no toman demasiado bien el estar atrapadas en un espacio pequeño. Necesitan correr, estirarse. Además, son aves demasiado curiosas, por lo que les encanta estar siempre explorando, revisando sus alrededores.

Es por ello que si vas a adoptar de estas aves, es buena idea que tengas un jardín o un patio para tenerla. Y recuerda que es buena idea tener más de una, por lo que un espacio suficiente será recomendable.

Es preferible que tenga zonas con tierra. Estas aves no se dedican a hacer agujeros grandes, pero si realizan pequeños para tratar de consumir los gusanos que se encuentran debajo de la tierra.

Mantén agua cerca de ellos.

Estas aves necesitan mucha agua todos los días. Su tamaño es relativamente pequeño, pero deberás darles al menos 1 litro de agua todos los días para beber. Y si son animales muy activos, esta cantidad puede variar.

Es importante que esta agua se encuentre fresca y limpia, por lo que es vital que se encuentre en un lugar por sombra. Y por otra parte, también que sea de fácil acceso, para que puedan llegar a ella sin mayor esfuerzo.

Pero no solo la necesitan para beber, también necesitan nadar en ella. No todas las personas pueden aspirar a tener un estanque en casa, lo cual sería la situación ideal.

Para poder solucionar este problema, es buena idea conseguir una pequeña piscina inflable, de las que utilizan los niños pequeños.  Con tener unos 20 centímetros de profundidad será suficiente, con esto podrán salir y entrar. Además, no corren el riesgo de ahogarse.

Un lugar seguro donde dormir.

pato como mascota

Por higiene y otros factores, lo mejor es que el pato duerma en el patio o jardín. Pero no es buena idea dejar que duerman al aire libre, ya que podrían ser víctimas de algún depredador nocturno que ande por ahí.

Una buena idea es crearles un corral, en donde puedas encerrarlos antes de irte a la cama. Una con base de malla, frente y puerta es lo adecuado. Puedes realizar las paredes con láminas.

Es necesario que se encuentra dicha lámina aislada, para que no se caliente demasiado y vaya a proporcionar un espacio muy caluroso al ave.

Toma en cuenta que los patos no son buenos con el calor, no les gusta estar bajo el sol. Y si su hogar se encuentra excesivamente caliente, les terminará por dar estrés.

El piso puede ser de cáscara de arroz. Toma en cuenta que son animales que hacen sus necesidades demasiado a menudo, por lo que la limpieza constante será importante para mantenerlos saludables.

No hagas la casa demasiado pequeña. Toma en cuenta que por cada pato que tengas, deberá tener al menos metro y medio para sí solo. Y si puedes darles más espacio para andar, será mucho mejor.

Dentro puedes colocar su comida, pero no dejes la comida demasiado cerca del agua. El problema es que al beber agua, podrían terminar por gotear todo dentro de su alimento, perdiendo sus propiedades.

¿Cómo cuidar su salud?

Es vital mantener costumbres que ayuden a los patos a conservar la buena salud.

Entre ellas, podemos encontrar:

  • Cómprales comida de buena calidad. Cuida que jamás le vayas a dar alguna que ya contenga moho o similares. No son animales que fácilmente se enfermen del estómago, pero eso no significa descuidar este aspecto.
  • Cuida no tener demasiados objetos con que pueda tropezar. Con animales relativamente torpes, por lo que si su paso diario se encuentra lleno de toda clase de cosas, es bastante posible que caiga en ellas y se lastime.
  • Es recomendable cada 6 meses llevarlo a desparasitar. Esto debería ser una rutina, para mantener en las mejores condiciones su sistema digestivo.
  • Toma en cuenta que no son animales que puedas estar cargando todo el tiempo, como un perro o un gato. Son delicados y no tan proclives a jugar con los dueños. Pero eso no significa que te ignoren, solo ten cuidado.

Los patos sin duda pueden llegar a ser una buena mascota y compañía. Solo tomando en cuenta sus limitaciones y características particulares, podrás tener uno en casa que te haga feliz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *