¿Desmentido el monstruo del Lago Ness? Que podría ser una anguila gigante

Una de las más grandes leyendas del mundo es sin duda la del monstruo del Lago Ness. Mucho se ha escrito de lo sucedido ahí, en donde supuestamente una creatura gigantesca aparece en el lugar.

Dicha creatura sería similar a un dinosaurio, por lo que quienes lo han visto especulan que podría ser uno de los últimos ejemplares. Que de alguna forma, se ha perpetuado en este lago, siendo un misterio que ha pasado ya por generaciones.

Desmentido el monstruo del Lago Ness

Sin embargo, existe nueva evidencia que parece haber podido explicar que es que sucede en dicho lago en realidad:

Según un estudio realizado por launiversidad de Otago, que llevó a cabo en el lago durante un año, podría ser que la respuesta es que sea una anguila europea.

Estuvieron revisando muestras de agua, tomadas a diferentes profundidades, para poder estar recopilando todas las muestras de ADN que puedan.

No encontraron en definitiva ningún tipo de ADN de dinosaurio, largo o similar que pudiera asociarse con el famoso monstruo; en su lugar, sí que encontraron cantidades significativas de ADN de anguila.

Por lo tanto, según sus estudios, es probable que los avistamientos que hayan visto hasta el momento las personas sean anguilas. Por ahora, no tienen pruebas que exista algún tipo de anguila gigante en el lugar.

El turismo del lago Ness.

Esta noticia por supuesto no es muy del agrado de los locales. Ya que cada año, más de 400,000 visitantes acuden a este lago con la esperanza de poder ver algún indicio del monstruo del lago Ness.

Y si bien sabemos que esto es más un viaje con el que no tendrán avistamiento, si que se llevan a casa una gran cantidad de merchandising sobre el monstruo.

Este tipo de noticias podría causar alguna baja en el tráfico, pues un porcentaje de este puede acudir con la verdadera esperanza de verlo. Y al oír que hay más evidencias que no existe, puedan decidir no aventurarse.

Aunque siempre habrá otros que den lugar al misterio. La ciencia podría equivocarse, ¿no? Y en verdad el monstruo haya podido esquivar una vez más los reflectores para permanecer oculta en el fondo del lago.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.