Conoce la diferencia entre jaguar y leopardo, aprende a como distinguirlos

Algunos animales pueden llegar a ser tan parecidos que causan problemas para reconocerlos. Al menos esto puede suceder en las etapas iniciales, cuando una persona no se encuentra demasiado acostumbrada a ellos.

Esto pasa comúnmente con el leopardo y el jaguar, dos animales que si poseen algunas similitudes que pueden terminar por confundir a quienes apenas los conozcan. Entérate de cuales son sus principales diferencias.

Aprende a distinguir entre jaguar y leopardo.

diferencia entre jaguar y leopardo

El mayor problema y la causa de las confusiones es que ambos son felinos grandes que poseen a grandes rasgos color dorado. Esto los distingue en si de otros felinos, que suelen tener patrones bastante distintos.

El patrón de su pelo suele ser dorado, interrumpido por múltiples motas oscuras. Por lo que para poder aprender a distinguirlos habrá que mirar para otro lado. En concreto, revisar características de su físico.

En primer lugar el tamaño, si pones juntos a estos dos animales te darás cuenta que el tamaño del jaguar es sensiblemente más grande. Además por consiguiente es mucho más pesado, llegando a tener aproximadamente unos 90 kilos de peso.

De igual forma en altura el jaguar puede llegar a alcanzar casi un metro, además que existe otra característica muy distintiva: el tamaño de su cabeza, el cual es bastante grande.

Otro sitio donde podemos encontrar otra diferencia es la cola. En el caso de los jaguares suelen tenerla mucho más corta. Además, en su caso de estos últimos suele formar unas bandas muy llamativas a lo largo de esta.

Las motas también son distintas.

Ahora bien, aunque hemos dicho que ambos animales poseen motas negras junto a un pelaje dorado, también es verdad que los patrones cambian.

Si observas a un jaguar, notarás que dichas motas tienen un tamaño bastante más grande que en el leopardo. En este último pueden observarse más como manchas pequeñas, por lo que para muchos es el primer signo para diferenciarlos.

Además de eso, las manchas en el leopardo suelen ser mucho más firmes en cuanto a color. Ya que en el jaguar observarás que dentro de las motas ya mencionadas, existe toda una serie de manchas en su interior.

No solo existen diferencias físicas.

Otro aspecto a tomar en cuenta es que difícilmente podrías llegar a confundirlos en caso de verlos al aire libre. Ya que otro factor que los distingue es el hecho de vivir en sitios completamente diferentes.

Los jaguares son animales que suelen encontrarse en sitios de Centroamérica y de Sudamérica, en donde son parte importante de la cultura del lugar. Tanto así que algunas antiguas civilizaciones los consideraban dioses.

Por otra parte los leopardos tienen su hábitat principal en distintas regiones de Asia y África, el cual tiene un ambiente muy diferente. Es ahí donde su menor tamaño termina de ser útil para poder moverse en dichos lugares.

Y también hay diferencia de comportamiento, ya que el jaguar suele actuar como si fuera el rey de la selva. Es territorial y lo defenderá como uno. No suele ser agresivo, pero tampoco debes meterte en su camino.

Mientras que el leopardo no es tan dominante ni tiene esa actitud de rey. Va más bien por su lado, buscando siempre el siguiente alimento.

Como verás, una vez que conoces mejor al leopardo y al jaguar notas que son animales muy bien diferenciados. Que cada uno posee características únicas y suficientes rasgos distintivos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *