Todo sobre el elefante de Sumatra: características, hábitat y alimentación

El elefante es uno de los mamíferos más grandes del planeta. También es uno de los más famosos, ya que además de su gran tamaño, es fácilmente reconocible por su trompa, una especie de nariz muy larga y flexible.

Entre la enorme clasificación que existe, el elefante de Sumatra es uno que brilla por características propias. De nombre científico Elephas maximus sumatranus, pertenece a una sub clasificación de elefantes asiáticos poco conocida en el mundo.

Información general del elefante de Sumatra.

El elefante de Sumatra se encuentra al borde de la extinción.

Elefantes hay de varios tipos y en Asia podemos encontrar varios particulares de la región. Podemos citar por ejemplo el de Borneo y al de Sri-Lanka que igual son propios de la región asiática.

Una forma de reconocerlo es compararlo con otro pariente, el elefante africano. A comparación de él, podemos notar como posee unas orejas mucho más pequeñas. Y también, una columna vertebral más curvada.

Vale la pena destacar que si bien sus orejas son más pequeñas que las africanas, entre las variantes asiáticas sus orejas son de las más grandes.

También a comparación de otros elefantes se encuentra entre los más pequeños, ya que puede alcanzar en promedio una altura de 2 metros. A comparación, la variante africana suele alcanzar los 4 metros de altura.

Otra diferencia existente se encuentra entre los machos y las hembras. El macho suele desarrollar un buen par de colmillos, mientras que entre las hembras suele pasar que ni siquiera lleguen a aparecerle colmillos.

Su piel también le permitiría distinguirlo en una comparación, ya que su coloración se mucho más clara al compararse con otros paquidermos. Su color eso si suele ser los mismos tonos grises que presentan los demás.

¿Cómo es su hábitat?

Sumatra es una isla de Indonesia, por lo que su espacio donde vive se encuentra muy definido. Durante un tiempo era una especie muy fácil de encontrar en la isla, abarcando básicamente todas las zonas.

Es un animal que suele preferir las colinas bajas así como los bosques de tierra, que no se encuentren a demasiada altura con respecto al nivel del mar. Pero de todas maneras, suelen aprovechar todos los espacios que le da la isla.

Y debido a su gran tamaño y por la variedad de especies de Sumatra, no suele ser víctima de depredadores naturales. No tiene casi enemigos, y los potenciales, suelen ser de tamaños mucho más pequeños que él.

¿Cuál es su alimentación?

Como era de esperar necesita grandes cantidades de alimento diariamente. Se calcula que un adulto necesita consumir alrededor de 150 kilos de comida todos los días para poder saciar sus necesidades básicas.

Es un herbívoro que requiere una gran variedad de plantas, por lo que podrás verlo devorando todo lo que encuentre: hojas, semillas, brotes, cortezas y frutas que pueda encontrar. Esto le permite encontrar alimento en casi cualquier parte.

Una curiosidad es que se les ha visto también consumir algo de tierra, lo cual es seguramente para poder balancear la cantidad de minerales que requiere su cuerpo.

¿Por qué está en peligro de extinción?

En la actualidad quedan muy pocos especímenes. Y se piensa que si no se tienen las medidas necesarias para su preservación, en algunos pocos años será otra especie que haya desaparecido de este planeta.

Durante mucho tiempo, los habitantes de la región los han cazado para aprovecharlos de muchas maneras. Por ejemplo, su carne es consumida, así como su piel utilizada para crear toda clase de objetos.

También hay quienes suelen atraparlos vivos, algunos los quieren para realizar trabajas forzosos o para tenerlos de mascotas. Incluso se ha llegado a reportar gente que los quería para realizar algunos rituales.

El ser humano también ha destruido gran parte de los bosques donde vivía, por lo que se han visto relegados a pocas zonas. Y a pesar de todo, muchos ejemplares actualmente siguen andando fuera de las áreas protegidas.

Además, muchos de estos invaden los cultivos de las personas, por lo que suele ser habitual que intenten envenenarlos o matarlos de alguna otra forma. Se requieren más medidas, porque de lo contrario en unos años esta especie será solo un recuerdo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *