6 errores de principiante al cuidar perros que debemos evitar cometer

Los perros son de los animales más populares para ser mascota de las personas. Y es que entre sus múltiples cualidades podemos incluir que son más fáciles de cuidar que muchos otros animales. Pero aún así, hay que tener conocimiento.

A la hora de criar a un perro, podemos llegar a cometer una serie de errores. Los cuales no tienen ningún tipo de maldad detrás, pero aún así podemos dañar a nuestra mascota en mayor o menor grado. Es por eso necesario conocerlo.

Errores que cometemos al criar a un perro.

errores de principiante al cuidar perros

Nadie nace sabiendo y es por eso que deberás tomar en cuenta todos estos puntos para tener la mejor crianza posible.

No elegir el perro adecuado.

Y es que el primer error comienza desde que elegimos mascota. Los perros no son iguales, algunos son bastante tranquilos mientras que otros son muy activos. Por lo que el cuidado y atención a cada uno variará.

Si apenas tienes tiempo de cuidar, no podrás atender a uno muy exigente. O si quieres jugar con uno que es demasiado tranquilo, te frustrarás. Elije bien a tu nuevo amigo, para que pueda adecuarse a ti.

No darle tiempo de entrenamiento.

Los perros no se van a portar como quieres de manera automática. Pero muchos dueños así parecen quererlo, en donde se molestan porque su mascota no tiene buenos modales. Cosa que no pasará si no le enseñan.

Tienes que ayudarle a aprender donde se come, donde ir al baño, a sentarse, etc…y por otra parte deja que socialice. Todo eso formará su carácter, será más obediente y también menos arisco con otros perros o personas.

No llevarlo a ejercitarse.

Los perros requieren ejercitarse para mantener la buena condición. Muchos los tienen encerrados en sus departamentos, pero requieren al menos salir a correr un rato. Deberás tomarte el tiemo para poder hacerlo.

Esto también puede influir en su comportamiento, ya que al estar demasiado inquieto puede ser precisamente por ese exceso de energía que tiene. Juega con él, sácalo a pasear, ayúdalo a quemar toda esa energía.

No llevarlo a su revisión periódica.

Esto aplica no solo a los perros sino también a los humanos, no llevarlo a revisarse de forma periódica con su veterinario. Para poder descartar cualquier problema ante que se desarrolle, mejor prevenir.

Tendemos a ir al médico hasta que nos sentimos mal, y en el caso de nuestra mascota hacemos lo mismo. Pero ir a revisar de manera periódica podría salvarle la vida la detectar diversos tipos de problemas de forma temprana.

No cuidar su alimentación.

Al perro no hay que darle comida simplemente para llenar su estómago y quitarle el hambre. Requiere que dicha comida lo nutra, porque de lo contrario comenzará a tener carencias que le darán una peor vida.

Por lo regular la comida balanceada que se vende es suficiente para darle lo que necesita. Puedes ir un poco más allá y consultar con el veterinario para tener una mejor idea de lo que requiere tu mascota para estar bien.

No prevenir el presupuesto necesario.

Puede que sea mayor o menor cantidad de dinero, pero tener un perro implica estar teniendo gastos. Desde comida hasta gastos veterinarios, la realidad es que tener una mascota requiere una inversión constante.

Por lo que debemos tenerlo previsto en nuestros presupuestos para evitar llegar a fin de mes sin dinero. También antes de adoptar, tomar en cuenta que hay perros más caros de mantener que otros, un punto a tomar en cuenta.

Un perro no es tan difícil de cuidar como otros animales, pero la idea es tenerlo para que pueda vivir plenamente con nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.