Formas de ayudar a las especies en peligro de extinción, siendo una persona común

Todo el tiempo escuchamos que existen una amplia variedad de especies en peligro de extinción. Y no solo eso, sino también lamentablemente oímos de especies que van desapareciendo.  Lamentablemente, es algo común.

Esto puede (y debería) causarnos enojo, impotencia. Nos hace preguntarnos, ¿hay algo que podamos hacer por ayudar a evitar esta extinción? Porque puede parecer algo ajeno a nosotros, pero si que podemos ayudar.

Recomendaciones que te ayudarán a salvar especies en extinción.

Formas de ayudar a las especies en peligro de extinción

Antes que nada recuerda: toda la ayuda que puedas dar es bienvenida. Tal vez pienses que tu contribución sea insignificante, pero todo suma. Sin el más pequeño movimiento de apoyo, todo sería peor.

Conoce especies en peligro cerca de ti.

Probablemente viste un documental en la televisión sobre cierta especie en peligro y quieras ayudar. Pero esta al otro lado del planeta, en un lugar lugar muy alejado de ti y pienses que no puedes hacer nada.

Tal vez tengas empatía por esa especie, pero las que están cerca de ti te necesitan. Antes de querer ayudar al otro lado del mundo, podrás seguramente encontrar muchas especies que necesiten tu ayuda, cerca de ti.

Cuida tu huella de carbono.

Una de las principales causas de extinción es la destrucción del entorno de los animales. Y esto en parte es también por la gran cantidad de dióxido de carbono que pueden emitir los autos, las fábricas y más.

Es cierto que un carro menos no hará mucho, pero es un carro menos. Si puedes convencer a otras personas de usar menos su automóvil, bajo la idea de ayudar a los animales, podrías hacer un impacto mucho mayor.

Apoya la sustentabilidad.

Los productos que compras también pueden ser una diferencia. Muchos animales sufren o son explotados para llevar toda clase de alimentos a tu mesa. Seguir comprándoles es una forma indirecta de seguir apoyándolos.

Muchos productos agrícolas por ejemplo causan deforestación y ponen a especies en peligro de extinción. Por ello mismo, busca que productos provienen de fuentes auto sostenibles, para poder apoyarlas.

Haz el famoso lunes sin carne.

Este día puede variar por supuesto, pero el punto es que existen sitios donde una vez por semana promueven no consumir carne. Investigaciones han mostrado que el alto consumo de proteínas se encuentra relacionado con la destrucción de ecosistemas.

Pasa esa información con conocidos, hazles ver las ventajas de un día a la semana no consumir. Y apoyar frutas y vegetales, lo que causará que la demanda de este tipo de productos tenga niveles más bajos.

Únete a instituciones de ayuda.

Posiblemente no sepas como ayudar a las especies, pero hay muchas personas que ya se dedican a ello. Y siempre van a requerir ayuda, manos que se unan o incluso recursos económicos, para poder realizar tu labor.

Es muy probable que en tu comunidad existen de este tipo, por lo que será buena idea ponerse a buscar donde podrás ayudar. Si no tienes tiempo, al menos hacer aportaciones económicas que les hagan la vida mucho más fácil y sigan adelante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.