Gacela de Thomson: Características, hábitat, comportamiento y más

La gacela de Thomson es una especie de antílope que se encuentra en diversas regiones de África, como Kenia, Tanzania y Uganda. Uno de los sitios más famosos para encontrarla es en España, en la Reserva Nacional de Caza de la Sierra de la Culebra, donde habita una subespecie denominada gacela de Thomson española.

Es una especie muy hermosa y que se distingue por su elegante apariencia, su velocidad y su capacidad de saltar a alturas impresionantes. Hay muchas características de este animal que seguramente te interesarán.

Características de la gacela de Thomson

gacela de thomson

Este animal  es uno de los antílopes más pequeños originarios de África, midiendo un adulto entre 55 y 65 cm de altura y pesando entre 15 y 30 kg.

Posee un pelaje marrón claro con una franja negra en la parte superior de su cuerpo y una mancha blanca en la parte inferior de su cuerpo. Sus cuernos son otro sello distintivo, midiendo entre 20 y 30 cm de longitud y son curvados hacia atrás.

Al igual que otras gacelas son muy conocidas por su velocidad, pueden correr hasta 80 km/h y saltar hasta 3 metros de altura. No es entre los animales que pueden saltar más alto, pero sin duda es sobresaliente.

¿Cuál es su hábitat?

En su hábitat natural, prefieren áreas abiertas y llanuras, pero también pueden encontrarse en zonas boscosas y en la sabana.

A pesar de estas condiciones difíciles, han desarrollado habilidades únicas para sobrevivir en este entorno. Su cuerpo es ágil y ligero, lo que les permite correr a altas velocidades y saltar a grandes alturas para evitar a los depredadores.

Conoce su alimentación

Las gacelas de Thomson son animales herbívoros y se alimentan principalmente de hierbas, hojas y frutas. En su hábitat natural, pueden alimentarse de más de 40 especies diferentes de plantas.

Al ser animales que viven en zonas con pocas precipitaciones, pueden sobrevivir con poca agua, obteniendo la mayor parte de su hidratación de las plantas que consumen.

¿Cómo es su comportamiento?

Por las fotos seguro te conquistarán. Y en realidad, son animales sociales y suelen formar grupos de entre 3 y 25 individuos. Estos grupos pueden estar compuestos por una pareja, su descendencia y otros individuos adultos.

Los machos suelen competir por el derecho a aparearse con las hembras, y lo hacen mediante desafíos y peleas de cuernos. Las hembras tienen un período de gestación de aproximadamente 6 meses, y generalmente dan a luz a una cría.

Una característica importante de su comportamiento se relaciona a la hora que salen, ya que son animales diurnos, lo que significa que son más activos durante el día y descansan durante la noche. Son animales muy alerta y vigilantes, y pueden detectar fácilmente la presencia de depredadores.

¿Qué se está haciendo para conservarlo?

A la fecha no se encuentra en peligro de extinción, pero si se le considera como «preocupación menor» en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Sin embargo, en algunas zonas de su hábitat natural, están en riesgo debido a la caza furtiva y la pérdida de hábitat.

Datos curiosos que debes conocer

¿Por qué se llama gacela de Thomson?

Fue nombrada así en honor al explorador escocés Joseph Thomson, quien fue el primero en describir la especie en detalle.

¿Qué depredadores son de los que tiene que cuidarse?

Tienen varios depredadores en su hábitat natural, como leones, hienas, guepardos, leopardos y perros salvajes africanos. Trata de huir por su enorme velocidad.

¿Dónde se puede ver una en persona más fácil?

El sitio más famoso es en España, en donde puedes encontrar a la subespecie española que se encuentra en la Reserva Nacional de Caza de la Sierra de la Culebra, en la provincia de Zamora.

Conclusión

Es una gacela, rápida y hermosa. Pero desafortunadamente, cada día más se acerca al temido status de estar en peligro de extinción. Todo gracias a que los entornos donde viven cada día se encuentran más atacados por los humanos.

Verlas al aire libre cada día terminará por ser más complicado, por lo que hay que esperar que todas las medidas de prevención comiencen a dar frutos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *