¿Puedo tener una gallina como mascota? ¿Qué cuidados necesita?

Cuando pensamos en mascotas se nos vienen a la mente los perros o gatos. Son los más tradicionales, pero también la gente suele tener ratones, loros e insectos. Algunos son exóticos, pero aún así lo vemos normal.

Seguramente muchos fruncirán el ceño al oír a alguien que quiere tener una gallina como mascota. Ya que tradicionalmente a esta ave se le toma en cuenta como alimento, pero no para tener en casa.

¿Se puede tener una gallina como mascota?

¿Debería tener una gallina como mascota?

Que no sea típico no es un impedimento para hacerlo. No es un animal tóxico ni excesivamente agresivo. Por lo que si que podrás tener una, pero también deberás entender la naturaleza de estos animales.

No les gusta jugar como a un perro, por lo que normalmente simplemente estará en nuestro patio. Tampoco quieras entrenarla para hacer del baño en un lugar específico, no será algo que puedas lograr con facilidad.

Por lo que si la quieres como mascota deberás aceptar que esta ave no va a ser un animal de compañía. Claro, hablando en términos generales, porque nunca faltará un ejemplar en particular que tenga otro comportamiento.

Como cuidar una gallina mascota.

Ahora que ya sabes que tienes que entender y respetar la naturaleza de este animal para poder tenerlo como tu mascota. ¿Cuál es la mejor forma de cuidarlo?

Dale el suficiente espacio.

La gallina no será feliz dentro de la casa en un pequeño espacio en una habitación. Requieren un patio donde puedan caminar de un lado a otro, picar el suelo para intentar buscar insectos y tener espacio.

Por lo que es mejor tenerla afuera, no es recomendable dentro de la casa. Además, se la pasan ensuciando, por lo que estarás limpiando de forma constante sus desechos orgánicos. Y no es fácil educarla para que deje de hacerlo.

Es buena idea que tenga lugares de sombra y lugares de sol, no un sitio donde se encuentra asoleada todo el tiempo. Además, que tenga una pequeña casa donde resguardarse le dará alegría.

Aprende más sobre su comportamiento.

La alimentación.

No es demasiado complicado alimentarla de manera saludable. Basta con proporcionarle semillas, vegetales y cereales. Puedes ir variando para que no se fastidie con el sabor, pero no suelen ser demasiado exigentes.

Por ser tu mascota no debes pensar que serás bueno con ella al darle alimentos sabrosos para ti. No le des pan, papas ni nada similar que no pueda asimilar su cuerpo, mucho menos proporcionarle alimentos procesados.

Cuida su salud.

Las visitas al veterinario deberían ser una constante. Desde el primer momento que llegue a tu vida deberás hacerle una revisión. Algunos los tienen desde pollitos, otros los adoptan algo más grande, es necesario saber que todo esta bien.

Una revisión rápida que podemos hacer es notar su cresta, la cual tiene que estar en un color vivo. Revisar que no tenga ningún tipo mucosidad y caminar erguido, así como plumas brillantes y numerosas.

Tenerla de mascota no es difícil. Ten en cuenta que duran en promedio unos 5 años de vida, tiempo suficiente para disfrutar de su compañía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *