Como reconocer a un gato con estrés: síntomas, prevención y tratamiento

¿Un gato con estrés? Para algunas personas puede resultar un término curioso, ya que por lo regular este término lo relacionamos con seres humanos. Los cuales, tienen que trabajar, pagar las cuentas y lidiar con el tráfico.

Pero no, no es algo exclusivo de las personas. A decir verdad, son muchos los animales que pueden llegar a sufrir de este problema. Pero vamos a centrarnos en lo que puede estarle pasando a tu gato.

¿Cuándo se considera a un gato estresado?

gato con estres

Cuando el gato ha recibido muchas sensaciones que le han hecho sentir que se encuentra en peligro o amenazado, poco a poco aumentará sus niveles de estrés. Puede ser uno o varios factores, pero llegará el momento en que se encuentre estresado.

El cuerpo de los animales y personas, cuando se encuentra ante un peligro inminente, suele soltar diferentes tipos de hormonas. Estos lo ponen en alerta y la función detrás de ello es ayudarlo para poder lidiar con los problemas.

Ya sea que logre acabar con dichos problemas o adaptarse a la situación, de no normalizarse el estrés será una permanente en el gato.

¿Cuáles son los síntomas de un gato con estrés?

Debido a que no hablan como las personas, tendremos nosotros mismos que tener en observación a nuestro minino para poder conocer se estado actual.

  • Movimientos erráticos, repetitivos o exagerados. Seguramente lo has visto lamerse, bañarse o mover su cola. Pero cuando dichos movimientos los realiza de manera antinatural, muchas ocasiones e incluso de forma compulsiva, puede tener estrés.
  • Ha dejado de hacer sus necesidades en los lugares designados. Algo que llamará la atención si era un gato que tenías bien educado. Pero que a partir de cierto momento, podría terminar por orinar en cualquier sitio de la casa.
  • Ser agresivos, ya sea con otros animales con las personas. En estos momentos son bastante enojones. No van a dejar que los acaricies como siempre, por lo que podrías llevarte un rasguño en caso de intentar acariciarlos.

¿Cómo puedo prevenirlo?

Aunque sean animales, todos ellos tienen una personalidad propia. Por lo que en gran medida todo dependerá de que tanto conozcas a tu gato, para poder quitar los elementos estresantes de su vida.

Los más comunes son:

  • Ruidos fuertes en la casa que puedan llegar a alterarlo. Revisa si no se comporta así luego de haber empezado una construcción o por tener música a todo volumen.
  • La presencia de otros animales. Tal vez se encontraba acostumbrado a vivir solo, y ahora con otros animales presentes, pueda sentir que tiene una competencia.
  • No tener la alimentación adecuada. ya sea que no se le esté dando en la cantidad que necesite, un sabor que le guste o también que no sea lo suficientemente nutritiva.
  • No tener respeto por su naturaleza felina, ya que tu gato podría querer estar saliendo a cada rato, pero se le impide. O quiera maullar y se le calle. Déjalo ser gato.

¿Qué hago, qué tratamiento puedo seguir?

  • Mejora el ambiente donde se encuentra. Dale un espacio limpio, con comida y agua. En el que pueda sentirse a salvo. Muchos gatos pueden querer un lugar en donde tengan cierta privacidad, lejos de las personas.
  • Juega con él y realiza actividades divertidas. Es buena idea pasar rato con él, ya sea moviendo un palito o dándole bolas para que corretee. Es probable que el único problema que tenía es que se sentía bastante solo.
  • Ayúdalo a adaptarse a los cambios. Por ejemplo, en caso de tener nueva mascota, no lo abandones por darle toda la atención al recién llegado. O cualquier novedad en la casa, cuida que el gato sea parte de ella.
  • Cuida su higiene y que tenga todas sus vacunas. Podría llegar a sentirse mal porque no está vacunado y empiece a tener algún padecimiento.

Cuando tengas un gato con estrés, ten cuidado. Ya que en ese momento podría terminar por rasguñarte, tu seguridad es primero. Pero con cariño podrás calmarlo y encontrar el motivo por el que se encontraba molesto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *