Gato lykoi o el gato que parece lobo: características, cuidados y otros datos

Cuando pensamos en felinos y caninos, sabemos que cada uno tiene características muy propias. De hecho en algunos casos consideramos a estas dos especies como rivales, aunque es verdad que pueden vivir juntas.

Ahora bien, ¿Qué piensas de un gato con apariencia canina? Más en específico con similitudes con el lobo. Es una especie bastante peculiar, que seguramente terminará por llamar la atención de los fanáticos de ambas especies.

Origen del gato lykoi

gato lykoi

Si no lo conoces no te puedes sentir mal: en realidad se encuentra lejos de ser una raza tradicional, de hecho podemos considerarla como nueva. Ya que apenas hace unos cuantos años que comenzó a existir.

Todo esto nos remonta al año 2010, donde una criadora de gatos observó con curiosidad un ejemplo. Pensó que estaría enfermo, lucía diferente a los demás y decidió comenzar a estudiarlo un poco más a fondo.

Es cuando se dio cuenta que más que haberse enfermado, en realidad era una especie de mutación. Y al verlo les recordaba mucho a un lobo, por lo que su nombre proviene de lykos, que en griego significa lobo.

Características físicas

Como ya se dejó claro en la historia, lo más llamativo es su apariencia de lobezno. No es exactamente como un lobo cabe resaltar, pero tiene esa especie de aura que, con un poco de imaginación, te hace ver un lobo.

En primer lugar, debido a la mutación genética esta especie parcialmente no posee pelo. O tiene muy poco, por ejemplo la zona del rostro, en las patas y detrás de las orejas suelen ser poco pobladas. Aunque esto varía de ejemplar a ejemplar.

De tamaño es mediano, en donde como pasa con otras especies, el macho es ligeramente más grande que la hembra. Tiene un peso aproximado entre 4 a 7 kilos, cuando ya han alcanzado la adultez.

Y por supuesto, lo que más ha dado que hablar de él: esas orejas puntiagudas, que simulan las del lobo. Junto con esos ojos amarillos profundos y esa nariz oscura, pueden terminar por darnos esa apariencia.

¿Cómo es su carácter o temperamento?

¿Se comportará igual que un lobo? Y es que a pesar de tener un rostro que para algunos puede parecer salvaje. Pero la realidad es que tiene un carácter muy agradable, es muy fácil de tratar e incluso jugar con él.

Eso si, primero hay que trabajar su relación con ellos, ya que suelen ser recelosos de aceptar a extraños. Pero una vez encariñados, suelen ser muy mansos. Y de hecho le encanta jugar mucho con todos.

Es un buen animal para tener con los niños e incluso se ha visto que fácilmente se ponen a convivir con perros. Por lo que verás que solo en sus etapas iniciales pone una barrera, pero luego es bastante integrado a la familia.

¡Quiero uno! ¿Qué cuidados debo tener?

Si lo vas a llevar a un espacio cerrado como un departamento o casa, se adaptan muy fácilmente. En realidad sus cuidados no varían demasiado al de un gato tradicional, donde debes tener su arena y jugar con él.

En alimentación tampoco pide nada en específico, por lo que una buena alimentación para gatos tradicional le servirá. Tenerles agua suficiente para que puedan beber, por lo que deberán estar siempre a la mano.

En general de enfermedades que particularmente lo afecten no se sabe demasiado. Pero hay que tomar en cuenta que son una especie relativamente reciente, por lo que es buena idea estar siempre pendiente de noticias sobre ellos.

Pero fuera de ello, podrás tener sin ningún problema en casa un pequeño lobo que puede llegar a maullar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *