Komondor: Características, comportamiento y cuidados

El komondor es una raza de perros de la cual probablemente no conocías su nombre, pero si lo has visto seguramente se quedó en tu mente. Ya que posee un pelaje muy particular, que le hace distinguirse de otros.

Ahora conocerás un poco más de este particular, que para mascota es muy bueno pero también tiene un largo historial como pastor guardián. Por lo tanto, tiene una relación muy cercana con las personas.

Características físicas del komondor.

komondor caracteristicas

Este perro tiene una gran altura de 65 centímetros en las hembras y poco más de 70 centímetros en los machos. Es un perro que se distingue en gran medida por ser bastante musculoso y fuerte, aunque desde fuera es difícil de notar.

Ya que su mayor característica es su largo pelaje blanco, que esta acomodado en forma de rastas. Este tipo de pelo no es muy común entre los caninos, por lo que termina siendo el rasgo que más podemos recordar de él.

Su pelo es esponjoso y tiene en realidad una función muy especial, ya que gracias a él puede protegerse tanto de climas extremosos como de depredadores. Incluso cuando se encuentra entre ovejas, le ayuda en gran medida para poder usarlo de camuflaje.

¿Cómo es su personalidad?

Si lo que quieres es un guardián, aquí lo tendrás. También si eres de esas personas que no les gusta que su perro sea amistoso con extraños, este será tu elección de igual forma. Es muy apegado a la familia y lo protege de los demás.

En general es bueno con los niños y con miembros de la familia. Puede llegar a ser demasiado apegado, por lo que al cambiar de habitación notarás como te sigue de cerca para cuidarte, algo que algunos puede gustarles más o menos.

Es esencial socializarlo desde muy pequeño, ya que también puede ser realmente muy independiente de todo si desde joven no tratan de integrarlo a la familia. Es difícil adoptar uno adulto por esa razón.

¿Cuál es su origen?

Se dice que su origen se remonta a la región de la cuenca del Danubio, que hoy en día conocemos como la zona de Hungría. Se piensa que son descendientes de los aftscharka, que es el nombre dado a una raza de perros ovejeros de Rusia.

A América no llegó esta especie hasta ya el año 1930, que durante la guerra fue utilizado como guardián de las instalaciones. Gracias a su gran tamaño y fuerza, se le podía ver en las instalaciones para poder cuidar el lugar.

Hoy en día podemos encontrarlo en países como EUA, pero la realidad es que sigue siendo una especie muy rara. Algunos consideran que existen poco más de 10,000 de ejemplares repartidos por todo el planeta.

¿Qué cuidados se le debe tener?

El principal objetivo a cuidar es su pelaje, ya que puede enredarse con gran facilidad. En sus primeros años hay que hacer cortes estratégicos para evitar que se hagan nudos, los cuales podrían crecer hasta su etapa adulta.

Muda de pelo dos veces al año, por lo que es importante también estar pendiente de andar quitando para evitar que le lastime. Y por supuesto, también para que siga viéndose muy bonito todo su pelo.

Por otra parte, no es muy perro que requiera mucha actividad física. Por lo regular se encuentran quietos, pero es importante darles un buen espacio para caminar. Ya que suelen ser perros bastante grandes.

Sobre su alimentación, ellos podrían comer demasiado, por lo que es necesario saber administrar la comida que se le da. Además, es una raza que suele tener con facilidad problemas estomacales, por lo que comer poco a poco es lo mejor.

Toma en cuenta igual que es un perro que tiene un ladrido muy fuerte, por lo que también deberás tomar eso en cuenta si tienes vecinos. Ya que por lo mismo de ser un guardián, constantemente alertará de gente de fuera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *