¿El Kraken existe o existió? Explicación del mito, ¿fue pulpo o calamar?

Una de las figuras más míticas de las historias del mar es el Kraken. Los marineros siempre han buscado respetar el océano, ya que saben lo peligroso que puede ser. El que no le tenga respeto, lo pagará con su vida.

Entre todo, uno de los motivos para alejarse podría ser uno de sus habitantes más célebres, esta poderosa figura con tentáculos. Pero, ¿en verdad existió  o solo era un cuento que circulaba entre marineros.

¿Cómo era el Kraken?

el kraken existe

En primer lugar, es difícil asegurar cualquier descripción con exactitud, ya que forma parte del folklore de una cultura. En este caso, los primeros vestigios de ello pueden remontarse a Noruega, donde la gente aseguraba haberlo visto.

La realidad es que la existencia de seres marinos gigantes es algo que se viene contando en muchas culturas desde hace siglos. Cada una tiene su propia versión, utilizada seguramente para contar algo que vieron en el mar.

Pero tal vez la más vieja descripción del Kraken como tal provenga del obispo Bergen Erik Pontoppidan, quien en el siglo XVIII lo nombra en uno de sus escritos. Lo describía como una especie de isla con brazos, por su tamaño.

Debido a su tamaño era demasiado poderoso, capaz de poder rodear entre sus tentáculos un barco. Podía fácilmente voltearlo, por lo que terminó por convertirse en uno de los terrores del mar para mucha gente.

A partir de ahí, las personas le han dado diferentes descripciones, algunos lo han descrito como una serpiente gigante y otros más incluso como un dragón. Todo en medio de la confusión del mar e incluso la tormenta.

En nuestros días, tal vez el relato que más lo haya popularizado sea “20,000 leguas de viaje submarino” de Julio Verne. En ella, el ya mencionado monstruo ataca al barco Nautilus, introduciendo al ser a nuevas generaciones.

¿El Kraken existe o fue imaginación?

Hoy en día, es más tratado como un mito que nada. Se tiene en consideración la costumbre de aquella época de intentar explicar lo desconocido con historias fantásticas, que terminaban por satisfacer la imaginación de la época.

Es posible que en aquellos tiempos los barcos hayan chocado con rocas o arrecifes, y que en medio de la tormenta hayan sentido que vieron un monstruo de proporciones colosales. De ahí, la imaginación hizo el resto.

Aunque también existe otra teoría y es que hayan visto de verdad un ser marino extraño, pero las narraciones posteriores lo engrandecieron.

La doctora Edith Widder, especialista de la Ocean Research & Conservation Association (ORCA), asegura haber visto a un invertebrado gigante de 14 metros bajo el agua. Y no solo eso, sino que lograron captarlo en video.

Vive a 400 metros debajo del mar, poseyendo unos enormes ojos que le permitirían poder divisar barcos o submarinos. Eso explicaría porque es tan difícil grabarlo o verlo.

Gracias al uso de luces rojas y otras tecnologías, pudieron hacer grabaciones más cercanas a este animal en el caribe.

Ahora bien, existe un problema para clasificarlo como el monstruo: esta especie no es tan grande como en los cuentos. Y claro, aquí podríamos decir que la gente de la época lo aumentaba en tamaño.

Pero junto a ello, debemos agregar que este animal suele huír de las embarcaciones. Incluso se tuvieron que usar técnicas avanzadas para grabarlo, muy distante del animal que sería el perseguidor.

¿Es un pulpo o un calamar?

Una de las últimas preguntas que quedan pendientes, es si puede entrar en alguna clasificación moderna.

Por la descripción dada se le considera que sería un calamar y no pulpo. Incluso el animal encontrado por la doctora Widder es un calamar.

Algunas de las razones para creer que la figura mítica era uno de estos, es debido a que los calamares son carnívoros, además de sus brazos tiene tentáculos y son mucho más rápidos para moverse que el pulpo.

Como pasa en otros mitos, es posible que jamás sepamos totalmente la verdad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.