¿Los elefantes nunca olvidan? El animal de prodigiosa memoria social

¿Es cierto que los elefantes nunca olvidan? Existen datos curiosos sobre los animales que se han vuelto muy populares. ¿Alguna vez te han dicho que tienes memoria de elefante? Con ello en realidad te están alabando.

Se habla que los paquidermos tienen una memoria prodigiosa. Que si algo entre en su mente, jamás lo olvidarán. ¿Qué tiene de cierto este dato? ¿De dónde se originó? Conoce un poco más de esta información.

¿De dónde surgió el dato que los elefantes nunca olvidan?

Los elefantes nunca olvidan
Los elefantes nunca olvidan, ¿mito o realidad?

Algunas personas han mal interpretado este dato. Como si los elefantes pudieran memorizar palabras, frases o similares. Debemos diferenciar la inteligencia de la memoria, para no caer en esta equivocación.

En términos generales, con la inteligencia podría realizar diferentes tipos de razonamiento, llegar a conclusiones; con una buena memoria, lo que pasa es que un dato se queda guardado en la mente, sin forzosamente tener que analizarlo.

Según estudios publicados en la revista Science, en realidad lo que estos paquidermos parecen tener es un tipo de “memoria social”. Lo que no van a olvidar nunca es la cara de alguien que han visto, dato que ya se encuentra respaldado.

¿Qué utilidad tiene la memoria social de los elefantes?

Al igual que otros comportamientos animales, este tipo de costumbres por lo regular se encuentran relacionados con la sobrevivencia.

La memoria de los elefantes es mejor en las especies de mayor edad, y sobre todo, en las hembras. Ellas actúan como matriarcas de la manda, cuya función es intentar proteger a los demás miembros.

Su memoria le permite recordar caras y rostros que consideran amigables. Por eso surgió el dato que si en alguna ocasión atacaste a un elefante, este te recordará. No importan los años que pasen luego de eso.

Es por eso que si un cazador intenta matarlos y sobreviven, en el siguiente encuentro no confiarán. En cambio, sí en alguna ocasión hiciste algo bueno por ellos, también lo recordarán para toda la vida. O al menos te tendrán como alguien confiable.

¿Su cerebro de mayor tamaño ser el culpable?

Es evidente que comparado con el resto de animales, el cerebro del elefante es enorme. Pero en realidad, está relativo al tamaño que tiene el resto de su cuerpo. Es decir, es un tamaño promedio para un animal de ese calibre.

Algunas personas comenzaron a pensar que podría haber algo de cierto, ya que estos animales suelen saber hacer algunos trucos o memorizar pequeñas rutinas. Pero no son más inteligentes que el promedio.

Es por eso que si te preguntabas que si por su gran cerebro podrían tener una gran memoria, no existe ningún tipo de respaldo científico que pueda comprobar que es así.

África, donde la memoria fue necesaria para sobrevivir.

memoria de elefante

Un caso triste y particular, para poder extender el tema, habla sobre la cacería de elefantes en áfrica. Durante muchos años, los enormes paquidermos andaban libres por las praderas sin ningún tipo de peligro.

Pero desde inicios del siglo XX, los cazadores de marfil se multiplicaron, todos buscando obtener estas piezas de los elefantes. Su precio en el mercado negro es bastante alto, por lo que no podían dejar pasar esta oportunidad.

Las habilidades de sobrevivencia de las mandas fueron puestas a prueba. Aprendieron a reconocer quienes se acercaban con malas intenciones. Miles de hermosos ejemplares se perdieron. Y los elefantes nunca olvidan.

Hoy en día, existen más y mejores leyes que protegen a estos paquidermos. Pero también es verdad que la población de ellos se ha reducido drásticamente, por lo que para algunos puede ser demasiado tarde.

El comportamiento de las manadas de elefantes cambió para protegerse de ellos. Sobre todo para evitar que terminen por encontrar los cementerios de elefantes. Por naturaleza, evitan que las personas vayan a estos sitios.

Los mayores estudios se han hecho en el elefante africano, así como en el asiático. Por lo tanto, ¿mito o realidad? Es verdad que los elefantes nunca olvidan. Al menos los rostros de las personas que los trataron bien o mal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.