Tener una oveja como mascota, ¿es recomendable, tendré algún problema?

Las ovejas son animales que por lo regular son considerados como fuente de obtención de materiales para la creación de diversos productos. Pero debemos recordar que más allá de eso, sigue siendo un ser vivo.

Y uno muy bonito además, por lo que no son pocas las personas que tienen la idea de tener uno como mascota. Ahora la cuestión es, ¿es una buena idea, puede llegar a tener algún problema por tener una?

¿Tiene algo de malo tener una oveja como mascota?

oveja como mascota

En primer lugar, queda quitarnos la duda si es un animal agresivo o será fácilmente domesticado. Las ovejas son muy dóciles, se vuelven fácilmente mascotas de compañía, por lo que no será problema acoplarse a una como compañía.

La pregunta real que se debe hacer uno es si cumple las condiciones adecuadas para darles una buena vida. Estamos acostumbrados a las condiciones de un gato o un perro pero, ¿Qué requiere una oveja de cuidados?

Características recomendables de oveja.

Algo que deberás de tomar en cuenta antes de pasar a este punto, es que existen diferentes especies de ovejas. Por lo que aquí la cuestión es sobre el tamaño, porque existen algunas que pueden ser en verdad grandes.

Sobre todo si vas a tenerla en un hogar más regular, lo mejor es elegir razas pequeñas. En este caso, se recomiendan algunas como la oveja Southdown o también la Shetland, que suelen tener un tamaño fácil de cargar.

Otro punto a tomar en cuenta es sobre adoptar un macho o una hembra. Tener un macho sin castrar no es buena idea, ya que conforme crezcan cambiarán su comportamiento por uno más agresivo y dominante. La hembra es tranquila por naturaleza.

También es tomar en cuenta que es mejor tener más de una, ya que son seres sociales. De hecho se requieren al menos 5 para que se sienta en un rebaño, pero esto seguro es complicado en la mayoría de hogares, por lo que con tener par ayudará mucho.

¿Cómo cuidarlas?

No son animales fuertes ni agresivos, en la naturaleza están acostumbradas a ser las presas. Lo mejor es tenerlas guardadas en un lugar donde no tengan acceso fácil animales del exterior, ni siquiera los perros propios.

Son animales demasiado sensibles, por lo que incluso teniendo un perro muy tranquilo y que las respete, es común que su presencia les cause estrés a las ovejitas. Por lo que será un proceso largo de conocerse.

También es recomendable que tengan un espacio donde puedan pastar. Es cierto que se les puede proporcionar comida, pero su instinto les pide el salir a buscar su propio alimento de esta manera. A arrancarlo de la tierra.

Eso si, hay que revisar muy bien lo que come, ya que son animales muy propensos a tener problemas intestinales gracias a la presencia de parásitos.

Desafortunadamente, no hay demasiadas vacunas que se le puedan proporcionar a manera de prevención. La más conocida es la vacuna contra clostridios, que probablemente tu veterinario termine por recomendar (pero consulta primero).

También es bueno esquilarla al menos un par de veces al año. Esto le permitirá aguantar mejor ciertas temperaturas y cambiar de pelo de forma saludable.

¿Qué se le puede dar de comer?

Fuera del pasto, ¿Qué le puedo dar para alimentarla? Al no ser un animal destinado a la producción, no requiere tener una cantidad tan alta de nutrientes como una destinada a alimento o maquila.

Por lo tanto, el pasto y grano pueden ser suficientes para llenar su estómago. Hay que vigilarlas al pastar, ya que suelen ser animales golosos y pueden comer demasiado. Esto hará que ganen peso y eso no es bueno para ellas.

Y para terminar, es bueno tener agua limpia para ellas. No les gusta tomar agua con suciedad alguna, cosa que a otros animales parece darles igual. En su caso, siempre procura tener agua cristalina y limpia para su consumo.

En este artículo podrás conocer más sobre el comportamiento de las ovejas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.