Porque existen peces sin escamas y algunos ejemplos

La existencia de los peces sin escamas puede llamar la atención de la gente. Ya que esto rompe el conocimiento que tenemos sobre ellos. Después de todo, pensamos que ellos tienen escamas por el mero hecho de ser peces.

La mayoría de ellos los poseen, ya que sirven como una protección ante las agresiones que puedan recibir del mundo exterior. Pero entre todos ellos, podrás encontrar especies que carecen por completo de ellas.

¿Por qué hay peces sin escamas?

peces sin escamas

La función de las ya mencionadas escamas es proteger al pez del mundo que lo rodea. Con el paso de los años, han evolucionado para poder evitar que su cuerpo sea dañado. Es una especie de armadura muy ligera.

Y lo tomamos como algo forzoso que deben tener estos animales, pero la realidad es que solo es un mecanismo de defensa. Existen otros y la prueba es que otras especies de peces desarrollan métodos alternos.

La idea básica es tener herramientas para defenderse, por tal motivo algunos animales tienen otras ventajas como un oído mucho más desarrollado o también diferentes tipos de protecciones en la piel diferentes a las escamas.

¿Existen muchos peces que tengan escamas?

La realidad es que son pocas las especies que tienen esta característica. Por lo regular, los peces tendrán escamas como su medio de protección habitual.

Incluso algunos peces que puedan parecer no tenerlas, los poseen. Por ejemplo, los tiburones pareciera que tuvieran una piel muy similar al del ser humano.

Pero si se ve de cerca, en realidad notarías que están formada por millones de escamas que parecen dientes microscópicos.

Ejemplos de peces sin escamas.

El pez gato.

Este animal de por si es muy llamativo desde que lo ves por primera vez. Todo gracias a esa especie de bigotes tan grande que le dan nombre. Estos son esenciales para su subsistencia, le permiten encontrar el alimento.

A diferencia de otros seres acuáticos, ellos poseen más que nada una especie de coraza. Pueden considerarse más bien una especie de placas bastante duras, que evitará ser mordido fácilmente por sus agresores.

El esturión común.

También conocido por su nombre científico Acipenser sturio, es un pez que tiene puede llegar a medir 350 centímetros. Y tal vez su característica más llamativa es su gran longevidad, pudiendo vivir más de 100 años.

También causa curiosidades que si bien vive en el mar, se va a agua dulce para poder reproducirse. Presenta una serie de placas óseas, ya sea dorsales, ventrales o laterales, que le sirven de protección contra depredadores.

Bagre rayado.

Este es también conocido como pez tigre. Todo gracias a las rayas que posee, que le hacen verse muy parecido al conocido felino. Esto por supuesto, le termina también por dar un aspecto más feroz a la vista de algunos.

Es de un color gris y bastante largo. Posee un cuerpo desnudo que a decir verdad no es tan resistente como el de otros animales. Por lo tanto, su aspecto es fiero, pero no tiene el cuerpo listo para grandes batallas.

Pez espada.

Al igual que el pez gato, posee una característica muy notoria que les da nombre. Esa especie de “pico” largo que tiene, el cual carece de dientes, le da la sensación de ser una larga espada que podrías empuñar.

Cuando es adulto no posee escamas, pero es curioso que cuando es más pequeño, sí que posee algunas que parecen pequeños picos. Conforme va creciendo, las va perdiendo hasta carecer de ellas por completo.

Como habrás visto, las escamas no son forzosas en estos animales para poder sobrevivir. Han desarrollado otros medios, pero también es verdad que son pocos en el gran reino acuático.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *