¿Tu perro se marea al viajar en coche? Aplica estas sencillas soluciones

Los mareos son una situación que puede llegar a ser causa de molestia para las personas. En donde los movimientos bruscos de un barco, moverse rápidamente o asomarse en algún sitio provoca esta reacción.

Pero los humanos no somos los únicos que podemos llegar a padecer esto, ya que en los perros también pasa. Y una de las más comunes es cuando lo llevamos en coche, cuando acompaña la familia a alguna parte.

¿Qué hago si mi perro se marea al viajar en coche?

Si tu perro se marea al viajar en coche, prueba estas soluciones

Que un perro se maree cuando lo llevas en este vehículo no es una situación demasiado extraña. Son muchas más personas de lo que piensas sufren al subirse a uno y al parecer los perros no son la excepción.

He aquí algunas soluciones que puedes aplicar:

Haz que se familiarice con el vehículo.

Un buen método es darle comodidad y confianza total en el vehículo. Es por eso importante que si es de las primeras veces que viaja, hazlo entrar y salir algunas ocasiones. Que huela todo, que se le haga familiar.

De igual forma al viajar puedes meter su juguete favorito o una manta que utilice. Para que de esta forma termine por sentirse muy a gusto, lo que ayudará a reducir la ansiedad al andar en él.

Cánsalo antes de salir en coche.

Una buena forma es quitarle todo ese exceso de energía que tiene. Si van a hacer un viaje relativamente largo, una buena forma es primero darle un paseo. Incluso que corra un poco para quitarse energía.

De esta manera, cuando suba es probable que vaya con sueño y simplemente se duerma. Muchos mareos ocurren porque no se encuentra quieto, quiere ver todo y se mueve dentro del vehículo. Ahora no tendrá ganas.

Cómprale un transportín.

Otra situación por la que puede marearse es no ser transportado de manera adecuada. En donde lo dejes estar por todas partes del vehículo. Esto no sería problema si no sufriera esos mareos, pero no es así.

Por lo tanto, cómprale un transportín para que pueda andar quieto. Este le permitirá estabilidad dentro del coche al viajar. Visita una tienda de animales, seguramente encontrarás uno adecuado para su tamaño.

Detente para que haga sus necesidades.

Si el viaje va a ser largo, por ejemplo, transportarse a otra ciudad, deberás estar siempre pendiente que vaya al baño. Es probable que su inquietud sea que requiere orinar por ejemplo, pero esta respetando el coche.

Detente cada par de horas para que pueda salir a hacer lo suyo. Que en ocasiones podemos enfrascarnos demasiado en el viaje que estamos haciendo, pero olvidarnos que nuestro amigo canino requiere esa atención.

No le des de comer justo antes de subir.

Si tienes planeado un recorrido largo, otra buena idea es que vaya ayunado. Que no coma nada un par de horas antes de salir, de esta forma tendrá el estómago vacío. Y no habrá nada que se le vaya a revolver durante la digestión.

Si tu mascota tiene ese problema digestivo, simplemente quítaselo antes de salir en el coche. Ya que si su digestión es delicada, los mareos podrían terminarlo por hacerlo vomitar. Muchos no toman en cuenta este aspecto y continúan sin cambiar la rutina.

Si tu perro suele vomitar, descarta igual estas causas.

Consulta al veterinario.

Si el problema persiste, es hora de plantearle el problema a un profesional. Existen algunos medicamentos contra el mareo que pueden ayudarlo, en caso que hayas hecho todo y siga habiendo problema.

Pero primero que un profesional se lo recete. De todas maneras, si es demasiado grave, tal vez consideres que no viaje más en el coche. Tal vez no este hecho para ello y simplemente no lo aguante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *