Todo sobre el perro pastor de bergamasco: características físicas, carácter y cuidados básicos

El perro pastor de bergamasco ha comenzado a tener mucha popularidad entre las personas que buscan tener perros lanudos. Y es que eso caracteriza sobre todo a esta raza, la gran cantidad de pelo que posee.

Ahora conocerás algunas características adicionales de este animal, como puede ser su comportamiento, principales cuidados que debes tener con él y otros datos adicionales que seguro te ayudarán.

Características básicas del perro pastor de bergamasco.

El pastor de bergamasco ha ganado popularidad en los últimos años

Este canino es considerado un perro de raza mediana, que hasta el momento no se conoce su origen exacto. Se piensa que es proveniente de la zona de los Alpes italianos, pero se ha perdido con el tiempo este dato.

Lo que si se sabe es que toma su nombre debido al valles bergamascos, ubicado en Lombardía, Italia. Ya que en este lugar es donde por un tiempo se encontraron la mayor parte de ejemplares de esta especie.

Aspecto físico.

Lo primero que llama la atención es la gran cantidad de pelo que posee. Y curiosamente, no encontrarás la misma intensidad de pelaje en todas las partes del cuerpo. Incluso lo verás cambiando de textura dependiendo de la zona.

El color de su pelo variará mucho, ya que podrás encontrar zonas blancas, grises e incluso negras. Todas ellas combinadas entre si, lo que causa que termine teniendo un color mezclado que lo hace lucir muy atractivo.

Debido a pelaje esto causa que pueda parecer mucho más grande de lo que es. Por lo regular:

  • Un macho pesará entre 32 a 38 kilogramos, mientras que una hembra entre 26 a 32 kilos.
  • Un macho tendrá una altura de unos 60 centímetros, mientras que la hembra alcanzará los 56 centímetros.

Su rostro también es peculiar, ya que suele tener los ojos grandes y profundos, aunque a veces no podamos verlos por tanto pelo; y sus orejas son pequeñas y triangulares, que suelen colgar de una forma elegante.

¿Cómo es su carácter?

Si lo vas a querer de mascota, otro aspecto que seguro vas a querer conocer es como se comporta.

Algo que puede decirse de este animal es que posee un buen equilibrio en varios aspectos: puede ser un animal que llegue a tener don de mando, pero al mismo tiempo sabe obedecer. Puede tomar decisiones, pero también sabe ser leal y obedecer.

Y sin ser posesivo, puede ser también muy apegado a la familia. Esto lo hace una excelente compañía, que podría terminar por formar parte de la casa. Sobre todo es un animal que se termina de llevar muy bien con los niños.

Por lo tanto, puede parecer que es un perro agresivo si conoces alguno. Pero eso es porque son buenos guardianes, en cambio con sus dueños suelen ser muy dóciles y una excelente compañía. Le encanta ser acariciado por todos los miembros.

Debido a ser tan social, también es habitual que algunas instituciones lo tomen como perro policía. Por lo que puede ser simpático, pero también se le ha encontrado siendo un excelente rastreador.

¿Qué cuidados requiere?

El principal reto que ven muchas personas con este animal es el cuidado de su manto. Ya que debido a lo grande que es, piensan que puede enredarse su pelo o que fácilmente tome un mal olor.

La realidad es que no es tan difícil de cuidar como pudiera parecer. No tiende tanto a formar nudos como pareciera, por lo que con un simple cepillado diario podrás mantenerlo liso y suave. Tampoco tiende a acumular malos olores.

Vale la pena destacar que el cuidado de su pelo no es solo por fines estéticos, sino también para evitar que este por ejemplo caiga en su cara. Esto le causaría problemas para respirar.

Por otra parte, también es necesario que haga ejercicio. Es un animal activo por lo que será necesario a diario que haga algo de actividad, como salir a caminar o trotar. Un simple paseo diario puede no ser suficiente para él.

Esto último es especialmente importante ya que es un perro que tiene sus orígenes en zonas rurales. Y si bien puede vivir en departamentos pequeños, requiere su tiempo de hacer ejercicio para sentirse mejor.

Y por supuesto, las visitas al veterinario para tenerlo al día con su cartilla de vacunación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *