¿Por qué las cabras montesas son tan buenas para escalar?

Los animales en la naturaleza siempre terminan por sorprendernos de un modo u otro. Ya que son capaces algunas especies de realizar algunas proezas que a primera vista parecen imposibles, pero ellos lo hacen realidad.

Una de las que más llama la atención siempre son las cabras montesas, que son capaces de escalar montañas y otras superficies. Pero al hacerlo son capaces de hacerlo en paredes muy verticales y que parecieran imposibles.

¿Por qué las cabras montesas tienen que trepar paredes verticales?

Por qué las cabras montesas son tan buenas para escalar

Las cabras montesas son escaladoras extraordinarias. Es bastante probable que hayas visto las fotos de ellas escalando. En superficies demasiado verticales, en donde una pequeña saliente es suficiente para que se paren en ella.

También es común verlas trepadas en árboles y otros lugares. La primera pregunta a responder, ¿qué motivo tienen para estar teniendo que subir a lugares así?

Las dos razones principales son: la búsqueda de comida y escapar de los depredadores. Ya que el alimento puede ser escaso y tengan que subir a sitios bastante alejados para poder conseguir el ansiado alimento.

Además de al subir a sitios tan inaccesibles, a muchos depredadores se les hace imposible seguirles el paso. Por lo que recurren a este método para permanecer a salvo hasta que huyan sus captores.

¿Cómo es que las cabras montesas son tan buenas para escalar?

Algunos quisieran aprender el secreto de su éxito, pero hay que tomar en cuenta que así son por naturaleza. Es decir, no es que hayan practicado y logrado ser buenas escaladoras, es parte de ser una cabra montesa.

Pero de lo que se ha podido observar, es que son animales con un extraordinario control de su centro de gravedad. Les permite lograr mantener el equilibrio en zonas que para otros seres vivos sería imposible.

Y complementado con eso, parecen tener una capacidad natural de análisis para poder calcular cuando pisa. De que su pata cabrá lo suficiente incluso en la superficie más pequeña, para poder permanecer ahí.

Esta es la combinación al final: control de su centro de gravedad y saber pisar correctamente. Algo que las cabras montesas hacen de forma natural y que no puede ser replicado por otras especies simplemente.

Ahora ya sabes el como y el porque de repente podrás ver a uno de estos animales en paredes que parecen imposibles. Un pequeño espacio es suficiente si ahí cabe su pata, su centro de gravedad hará el resto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.