Porque las aves no se electrocutan al pararse en los cables

Desde siempre, nos han dicho que nos alejemos de los cables de alta tensión. Todo ello es por nuestra seguridad y salud, ya que un toque de electricidad potente podría terminar con nuestra vida de una manera muy rápida.

Instintivamente nos alejamos de los cables. Pero no parece ser así para todos, al menos no para los pájaros. Que los vemos parados sobre cables de alta tensión, con una tranquilidad que nos resulta impresionante.

Nos hace preguntarnos porque las aves no se electrocutan, si su cuerpo posee alguna característica especial que los humanos quisieran tener.

Conoce porque las aves no se electrocutan.

Porque las aves no se electrocutan

El proceso es sencillo una vez que recuerdas cómo funciona la electricidad. Piensa en ella como algo que fluye, algo que existe. Como si fuera el agua, que si le pones una manguera terminará por ir por el camino que le indiques, atrapado.

Pero la electricidad tiene sus propias reglas. En realidad, sí que se encuentra pasando una alta cantidad de energía donde el pájaro pone sus pies. Pero es tan pequeño que en realidad solo hace contacto con una sola parte.

Para que pudiera hacer ese efecto puente, tendría que tocar con su cuerpo alguna otra parte. Como ejemplo, algunas aves grandes sí que pueden terminar por sufrir daños, al pararse ahí y estirar sus alas.

Sus extremidades, al tocar otra parte, terminarán por hacer el puenteo necesario para poder hacer que pase la electricidad. Será ese el momento en que sentirá la sacudida que probablemente termine con su vida.

Las personas también pueden hacer eso. Pero antes que nada NO LO VAYAS A INTENTAR, simplemente es a manera de anécdota. Alguien podría sujetar uno de estos cables con una mano y no pasarle nada.

Pero todo cambiaría cuando toques otra cosa con tu mano, causando ese puenteo que haría fluir la electricidad. Por ejemplo, si usas unos zapatos aislantes evitarías que tus pies sean el otro punto de contacto.

Por eso para manipular la electricidad se hacen uso de guantes que evitan que se hagan el contacto con algo que pueda hacer pasar la electricidad.

También el ave es un mal conductor de energía.

palomas paradas en cables

Junto con la explicación anterior, también vale la pena mencionar que un ave es un mal conductor de energía. La electricidad que se encuentra pasando también es selectiva de cierta forma.

Esta energía siempre estará buscando pasar por la zona de menos resistencia. Piensa que el ave es un organismo complejo, el cual no es el mejor para hacer pasar la energía.

En cambio, “preferirá” seguir pasando por encima del cable, ya que este fue hecho específicamente para poder ser un gran conductor.

Las aves por lo tanto tienen un cuerpo que les permite pararse ahí. Por supuesto, no es inevitable porque como ya se explicó, algunas aves tan grandes pueden hacer contacto en dos puntos y morir.

Pero en términos generales, es bastante seguro y por eso puedes ver incluso a miles de pájaros parados sobre los alambres y no pasarles nada en absoluto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.