Conoce porque los gatos cazan ratones, ¿tienen una rivalidad?

Cuando pensamos en un gato, es bastante probable que se nos venga a la mente la escena de uno cazando un ratón. Es un escenario habitual, incluso muchas personas llevan a los felinos a su casa para tenerlos de cazadores.

Y no solo eso, para ellos es bastante importante, tanto así que pueden llevarte ratones muertos como ofrenda. Ya que para ellos es bueno pero, ¿por qué en específico ratones, hay algo en especial que les atraiga?

Motivo de la rivalidad del gato y el ratón.

porque los gatos cazan ratones

Esta rivalidad es tan famosa que hasta la hemos visto representada en grandes parejas de personajes, como pueden ser Tom y Jerry y otros ratones famosos de la televisión. Toda nuestra vida hemos visto como uno persigue al otro, ¿por qué?

La respuesta es más simple de lo que parece, es porque son un blanco fácil. Y además de todo, suele pasar enfrente de nosotros. Ya que aunque se hable de rivalidad, la realidad es que ratón no es nada especial para el felino.

Al menos no tiene ninguna especie  de rencor ni mucho menos.  Lo que pasa es que esta clase de roedor suele estar presente en los hogares, por lo que termina siendo cazado y perseguido por el gato de la casa.

Pero el gato persigue muchos animales más, por lo regular de pequeño tamaño y que le llamen la atención. En la naturaleza, un gato estaría intentando perseguir una amplia variedad de animales, no solo los ratones.

El gato es un cazador nato, por lo que verlo pasar le permitirá sacar esas ansias que posee de perseguir algo. Cuando lo atrape no lo comerá enseguida, sino que intentará jugar también con él antes de pasar al mortal desenlace.

¿Y existe algún problema que mi gato se coma un ratón?

Lamentablemente, si. Muchos de estos roedores pueden traer consigo una amplia variedad de enfermedades.  Nuestra mascota podría contraer algo grave por consumirlo, siempre existe esa probabilidad de fondo.

Es probable que un ratón que encuentre en el interior de nuestro hogar se encuentre menos contaminado a uno que encuentre en las calles. Pero lo mejor sería no arriesgarnos a averiguarlo.

Una forma que puedes utilizar para calmar un poco esas ansias cazadoras es comprarle un ratón de juguete. De esta forma, tendrá algo con que jugar, algo que cazar y en general agotar esas energías de sobra.

Siempre trata también de jugar con él, de esta manera no tendrá tanto interés. Y si por algún motivo consume uno, no dudes en llevarlo al veterinario. No es una práctica que se le debería de inculcar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.