Porque los perros no deberían comer caracoles

Los perros son curiosos, les gusta ver todo lo que se mueva como un posible pasatiempo o incluso presa. Sobre todo cuando son muy jóvenes, es común que salgan corriendo detrás de cualquier cosa que vean moverse.

Los caracoles son una de sus presas preferidas, ya que les llaman la atención y son bastante lentos, por lo que es difícil de escapar. Pero, ¿hay algún problema con que persiga caracoles, puede llegar a tener problemas?

¿Los caracoles son un peligro para mi perro? ¿Los perros pueden comer caracoles?

porque los perros no deberían comer caracoles

En realidad si pueden ser peligrosos para ellos, pero no de la forma que muchos piensan. Ya que algunas personas creen que los caracoles son malos para nuestro perro debido a que son venenosos y pueden ponerlos en peligro.

La realidad es que por norma general los caracoles no son venenosos, al menos la mayoría de especies que suele haber en los jardines de las casas. El verdadero peligro proviene por la presencia de la bacteria Angiostrongylus Vasorum.

Esta bacteria es culpable de infecciones estomacales que pueden ser desde graves a fatales. Afortunadamente los caracoles tienen al parecer un mal sabor para ellos, por lo que regularmente los rechazarán.

Existe un peligro secundario, pero menor, y es el hecho de tener caparazones que pueden trabarse en su garganta. Estos son sólidos, por lo que no puede descartarse que pueda quedarse trabado alguno y evitar que respire.

Como evitar que mi mascota siga comiendo caracoles.

Como ya notaste, lo ideal es que no se encuentre comiendo caracoles, los caracoles son malos para los perrosen exceso. ¿Cómo podemos pararlo, como hacer que se le quite esa costumbre?

Una de las primeras medidas es evitar que deje sus juguetes o huesitos en las zonas donde has notado que los caracoles pasan. El problema detrás de ello es que estos animales suelen pegarse a la superficie.

También deberás de vigilar la zona donde pones su agua. Al fin y al cabo es una fuente de líquido, por lo que no es difícil que varios animales se acerquen para beberla. Por lo que podría ser un lugar donde los caracoles sean atraídos de manera constante.

Además de eso deberás de preparar tu jardín para no atraerlos, por lo que es importante no dejar alimento o distintas fuentes de agua. Puede ser que se vea bonita una fuente, pero si tienes mascota podría ser peligroso que se vuelva un lugar productor de caracoles.

¡Mi perro ya se comió el caracol! ¿Qué puedo hacer?

En caso de ingestión no te alarmes, por comer lo que no debió. Si no notaste que se le haya trabado nada en la garganta , puedes tomarlo con calma. En caso de haberse trabado, deberás aplicar rápidamente primeros auxilios para desatorarlos.

En caso de ingerirlo, lo importante es ponerte en contacto con su veterinario para que te diga que hacer en este caso en específico. No es considerado por lo regular una emergencia, ya que las infecciones se pueden prevenir.

El veterinario te podrá recetar desparasitantes que pondrán fuera de peligro de a tu mascota, evitando que cualquier bacteria vaya a terminar por desarrollarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *