Porque los perros rascan el suelo, la tierra, su cama y otros sitios en diversas situaciones

Si tienes un perro, es muy probable que lo hayas visto rascar. Pero no estamos hablando de rascarse a si mismo para calmarse la comezón o quitarse unas pulgas. No, estamos hablando de rascar el piso por donde anda.

Y no solo el suelo, sino también la tierra y otros sitios. Simplemente, tienen la costumbre que de repente se ponen a rascar, un comportamiento que para las personas puede resultar tanto curioso como extraño, pero tiene una explicación.

Conoce porque los perros rascan el suelo.

Porque los perros rascan el suelo

Lo primero es que para poder entender un poco más a nuestra mascota, deberemos entender el contexto en el que se encuentra rascando. No lo hace con la misma intención para dos sitios diferentes.

Eso quedará mejor explicado cuando notes las diferencias.

¿Por qué rascan en su cama?

Uno de los comportamientos curiosos que podemos encontrar es que se pongan a rascar de manera insistente su propia cama. Van a dormir, pero antes de eso pasan un rato usando sus uñas contra ella.

La primera razón conocida es que quiere dejar claro que es de él. Ellos no sudan, por lo que no pueden dejar su olor simplemente acostándose, o al menos, para algo que lo vaya a dejar satisfecho.

Al estar rascando, termina por esparcir manualmente su olor por toda la zona, sintiéndose más tranquilo; otro motivo es que antes de dormir, intenta descargar toda la energía que todavía le quede.

Puede estar estresado.

Los seres humanos nos estresamos, pero los perros también. Cualquier situación que para él resulte rara podría causarle estrés. Como puede ser un nuevo animal, ruido en el ambiente o que hayan movido los muebles.

También es probable que sea un perro bastante activo y nosotros no le demos sus paseos que ayuden a que gaste toda esa energía. Eso lo hará desesperarse y encontrará una solución en rascar.

Es muy importante saber que lo molesta, y no olvidar que nuestros animalitos requieren ejercicios para sentirse mejor.

Solo quieren llamar nuestra atención.

Otra probabilidad es que los tengamos demasiado abandonados. Pasamos mucho tiempo en el trabajo o en otras actividades, que gradualmente dejamos de prestarles atención. Algo que ni nosotros mismos nos damos cuenta.

Entonces, ellos quieren que jueguen con nosotros otra vez. Que pasemos tiempo de calidad, y al no poder hablarnos, buscan llamar nuestra atención de alguna forma. Ponerse a rascar hará que volteemos a verlos, por lo que se habrá cumplido su misión.

Sus uñas están demasiado largas.

Un aspecto que a veces olvidamos es revisar sus uñas. Estas pueden llegar a crecer demasiado, lo que terminará por ser demasiado estorboso para ellos. Se pondrán a rascar continuamente con la esperanza de poder reducir su tamaño.

Pero CUIDADO, no por ello vayas a cortarle las uñas por ti mismo. No es como las uñas humanas, ellos tienen terminaciones nerviosas dentro de ellas. El cortarlas mal podrías herirlo y causarle un tremendo dolor.

Existen estéticas caninas que se encargarán de limarlas de forma correcta y segura para tu mascota.

Luego de hacer sus necesidades.

Otro momento bastante característico es luego de haber realizado sus necesidades básicas. Se pone a escarbar, lo que termina por darnos la sensación de estar ocultando todo para que no nos demos cuenta.

En parte es cierto, no quieren dejarlo al aire libre. Pero también es un rezago de sus instintos salvajes, donde se encuentra dejando marcas para otros perros.

Explicación de porque rasca la tierra.

Todas estas explicaciones anteriores suelen poder aplicarse para la tierra. Pero esta tiene un motivo adicional para ser rascado y es que aunque para nosotros no lo parezca, es un lugar muy rico lleno de olores.

Puede estar siguiendo rastros, satisfaciendo su curiosidad o incluso haber encontrado algo enterrado que le gustó. Entonces, procede a intentar llegar a ello removiendo la tierra.

Como verás, la explicación de porque raspan el piso no es simple, ellos tienen muchas formas de expresarse. Pero deberás prestarles atención, porque a veces simplemente quiere que le hagas caso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.