Porque mi perro no me mira a los ojos y evade mi mirada

Esto puede parecer un problema menor, y de hecho es probable que en la mayoría de los casos así sea. Pero, ¿te ha pasado que tu perro te evite la mirada? Que no puedas verlo directamente a los ojos, porque enseguida lo evita.

Cuando pasa esto con las personas, enseguida pensamos que tal vez podría estar molesto o le hicimos algo. Pero es un comportamiento humano normal dentro de todo, ¿por qué un perro estaría haciendo esto?

¿Por qué mi perro me evade la mirada?

porque mi perro no me mira a los ojos

Bien, desde el inicio hay que dejar claro que aunque este comportamiento pueda verse similar al de un ser humano, la causa es distinta. Un perro no te sostendrá la mirada por motivos diferentes y propios de su especie.

En una persona este acto puede verse como de desinterés o enojo, de no querer hablar contigo. Pero en un canino se encuentra más relacionado con el miedo, que al estarte sosteniendo al mirada te ve como una amenaza que no puede vencer.

Es por eso que no se le debe ver directamente a un perro a los ojos, porque lo estarán tomando como una forma de amenaza. En algunos casos, apartarán la mirada e incluso se retirarán teniendo miedo.

Pero en otros casos, esto puede terminar por convertirse en una agresión. Te siente como una amenaza, pero en este caso siente que puede contigo. Terminará por ladrarte amenazadoramente por esto y buscar morderte.

Este acto de evasión no pasa únicamente con las personas, sino también entre perros. En donde el más dominante podría causar que baje la mirada otro más débil. Intimidar únicamente con la mirada y de esta forma ganar una pelea.

Enseña a tu perro a tener contacto visual.

Ahora bien, con un correcto entrenamiento podemos cambiar el significado de este tipo de mirada. Y todo se logrará gracias a la socialización y entrenamiento, donde lograremos darle otro significado.

Le mejor momento para enseñarle es en su infancia, cuando es un tierno cachorro. También se les puede enseñar de adultos, pero le proceso puede ser algo más largo e incómodo. Ya que se está formando una relación.

Enséñale a mirar a tus ojos al colocar golosinas junto a ellos. Es probable que en las primeras ocasiones aparte la mirada, pero trata de reforzarlo al llamarle nuevamente la atención con la golosina. Finalmente, agrega una palabra clave como decir “mira” para que te vea tus ojos.

Una vez sepa que mirar a los ojos es algo bueno, enséñale a hacerlo con otros miembros de la familia. Hazlo de igual forma con recompensas, rodeado de un ambiente divertido y poco a poco.

¿Qué beneficio tiene que te vea a los ojos? Se enseña a ser vulnerable contigo y con los tuyos. No te ve como una amenaza, ya que incluso te esta observando directamente, demostrando que se abre contigo.

Esto hará que la relación con tu mascota sea mucho más saludable. Es un proceso que toma paciencia, aunque mientras más joven sea será más fácil. Y lograrás una gran relación de perro con amo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.