Rana arlequín: características físicas, alimentación y hábitat. ¿En peligro de extinción?

Las ranas son de los anfibios más comunes que podemos encontrar en el planeta. Se reproducen fácilmente y sus condiciones para existir no son tan extrañas, por lo que podemos encontrar una amplia variedad de ellos.

Pero existen algunas que son poco conocidas como la rana arlequín. Que hoy en día quedan pocos especimenes de ella, ahora conocerás cuales son sus características y porque se encuentra en peligro de extinción.

Características de la rana arlequín o cocoi.

Características de la rana arlequín

De nombre científico Oophaga histrionica, sin duda sobresale de otras ranas en primer lugar por los vistosos colores que posee. En la superficie puedes ver distintos patrones conformados de colores en forma de manchas naranjas, amarillas o rojas.

Es pequeña, teniendo un tamaño aproximado entre 35 y 42 milímetros. Tiene una piel suave y lisa, pero que por ningún motivo una persona debería tocarla. Ya que se encuentra recubierta de veneno producido por unas glándulas.

Por lo demás no posee características muy distintas a otras ranas.

Hábitat y alimentación.

Esta es una especie propia de bosques tropicales húmedos, pudiendo ser encontrada mayormente en lugares como Colombia y Ecuador. En general en la zona del pacífico es donde se encuentra la mayor población conocida.

Es una pequeña carnívora, ya que se alimenta de pequeños animales que pueda llegar a atrapar. Por lo que su principal objetivo son insectos, entre los que podemos llegar a encontrar ácaros, hormigas y artrópodos.

Curiosamente su veneno es más bien utilizado para defensa y no tanto para cazar. Ya que lo segrega cuando se encuentra en una situación de estrés, para causar una parálisis a los depredadores que quieran consumirla.

¿Por qué se dice está amenazada o en peligro de extinción?

Son dos los principales enemigos de estos animales: las enfermedades y el cambio climático.

Se tienen registradas 96 miembros de la familia arlequín y hoy en día se consideran extintas aproximadamente 80. Ha llegado a pasar que luego de décadas de ser consideradas desaparecidas, se encuentre algún ejemplar.

El cambio climático y la degradación de sus hogares han causado que sus condiciones de vida cambien, siendo imposible en muchos casos sobrevivir.

Y no solo es por la falta de alimentación o habitación, sino que ha propiciado la aparición de varias enfermedades. Mayormente hongos infecciosos, que terminan por acabar con la vida de ellas.

A esto debemos agregar que muchas personas las cazan para poder hacer uso de ellas de diversas formas. Algunos las atrapan para tenerlas de mascotas exóticas, ya que es difícil adquirir alguna en tiendas de mascotas.

Y por otra parte para aprovechar su veneno. Debido a que su función es bloquear la transmisión neuromuscular, muchos las utilizan para experimentar para distintos tratamientos que se buscan crear.

Actualmente está pensado para tratar problemas como síndrome de Down y Alzheimer. Y curiosamente, su veneno no ha sido aprovechado activamente para la creación de dardos venenosos o algún tipo de arma.

Es una especie que se encuentra desapareciendo a gran velocidad y probablemente a este ritmo en los años venideros sea rara de ver.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.