5 señales que tu gato es feliz viviendo contigo

Cuando tenemos una mascota queremos lo mejor para ella. Los alimentamos, cepillamos y vemos que tengan todas sus vacunas. Todo para que se sienta bien pero, ¿en verdad esta siendo feliz nuestro animal?

Es difícil decir que un animal tiene felicidad, ya que este término es distinto para un gato que para una persona. Es por eso que nos vamos a centrar en los felinos y decir señales que muestren que en general se encuentra bien con nosotros.

¿Cómo saber que mi gato es feliz?

señales que tu gato es feliz

Aquí algunas señales que lo demuestran.

Corre mucho por toda la casa.

Este señal irá disminuyendo con la edad, ya que se volverá menos activo. Pero el simple hecho de verlo correteando de un lado a otro de tu hogar, incluso sin razón aparente, es un buen señal. Se encuentra bien mentalmente.

Estos animales cuando están de buen humor son bastante inquietos, cualquier cosa les llama la atención y en general tienen ganas de gastar energía. Un gato infeliz estará quieto y desanimado todo el tiempo.

Ronronea varias veces al día.

El ronroneo de los gatos ocurre cuando están de buen humor y satisfechos. Es una de las señales visibles que esta pasando por una buena situación, porque cuando se encuentran amenazados o molestos no hacen este señal.

Si ves que lo acaricias o le das de comer, y oyes ese pequeño motor que tiene en su interior, entonces puedes estarte tranquilo. Si quieres saber más sobre este peculiar sonido, aquí te dejo un artículo sobre porque ronronean.

Mira sus ojos.

Al igual que las personas, los ojos expresan mucho de como se sienten. En el caso de los mininos, si puedes ver unos ojos grandes y atentos, se encuentra en buenas condiciones. Incluso verás como observa con atención todo lo que haces.

Si encuentras una especie de mirada perdida o cansada, es que tu gato no se encuentra contento. Por supuesto, puede tener alguna enfermedad, pero en caso de estar sano es que no se encuentra nada feliz con su situación.

Tiene un gran apetito.

Los gatos son de buen comer, incluso varias veces al día. Cuando veas que tu gato se acaba todo lo de su plato e incluso pide un poco más después, andará de buen humor. Se siente tranquilo y eso causa que tenga gran apetito.

Un gato triste no querrá probar demasiado bocado. No le entusiasma y no es que tenga que estar malo de la salud. Es necesario revisar que está pasando que lo tiene tan decaído, para poder ayudarlo.

Quiere mimos de tu parte.

Si se encuentra feliz buscarás siempre tu atención. Estará buscando que lo acaricias, que se ponga panza arriba y con las patas arriba solo para que lo veas. Constantemente como que parece querer decirte que está contento.

Estará buscando que juegues con él, pasará entre tus piernas y en general notarás que parece darte gran importancia. Si es así, parece estar en las mejores condiciones posibles y estás haciendo un buen trabajo como dueño.

¿Qué hacer si mi gato no es feliz?

Si luego de revisar todos estos señales notas que tu animal parece no estar contento, lo primero será hacer una revisión médica. Descarta antes que nada que vaya a estar enfermo de algo, mejor estar seguros.

¿Todo correcto? Intenta mejorar aspectos como su alimentación, tal vez la comida que tiene no le gusta. Y empieza a prestarle atención, hablarle, intentar jugar con él, que no se sienta que se encuentra abandonado.

Dale juguetes, objetos para rascar y déjalo utilizarlos. Algunas veces son infelices porque estan en casa y no pueden realizar nada de lo que sus instintos le piden. Y con paciencia, cambiará tu gato su disposición a la vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.