Tipos de maltrato animal más comunes y sus características. ¿Cómo detenerlo?

Uno de los temas más tristes a tratar es el maltrato animal. Todos los días, miles y miles de ellos son tratados sin el mínimo respeto por las personas. Que no toman en cuenta que los animales sienten y sufren.

Pero si queremos ayudarlos, debemos conocer cuales son las principales formas de maltrato que existen. De esta manera, podremos detectar donde puede estar ocurriendo un problema y actuar en consecuencia.

¿Qué es el maltrato animal?

tipos de maltrato animal

El maltrato nace desde que alguien termina por lastimar, herir o hacer sufrir a alguien. El mayor problema con el maltratar a un animal es ser un ser que no tiene voz para poder quejarse. Y en muchos lados, ni siquiera derechos.

Al estar de esta forma vulnerables, muchas personas abusan de su posición para lastimarlos, golpearlos o tenerlos en condiciones infrahumanas.

Lo más difícil de poder combatirlo es que comúnmente no pasa a simple vista. Esto sucede en el interior de los hogares, donde la mayoría de miradas no llegarán. Causando sufrimiento en ellos.

¿Y cuáles son los tipos de maltrato? Ejemplos.

Vas a leer algunas formas posibles de maltratado. Que probablemente ocurran a puertas cerradas en muchos lugares.

No darle de comer.

Algunas personas no le dan de comer a su animal como forma de castigo. Esto es inadmisible, porque el comer es una necesidad básica. El animal solo se debilitará y sufrirá, el entrenamiento es la mejor forma de enseñar.

El perro puede ser muy inquieto y no le dan de comer como forma de castigo. Pero hay quienes también no le dan de comer por descuido e irresponsabilidad. Pasan el día fuera o simplemente por pereza.

Estas personas no deberían tener un animal bajo su responsabilidad.

Tenerlo amarrado todo el día.

Hay quienes bajo la justificación de tener un espacio pequeño y amarran al perro. Pensando que tienen de por si poco espacio, por lo que tener un animal suelto haría que tiren sus plantas o cualquier otro motivo.

Si esa es la razón, pues mejor no tener animal. Ellos requieren un mínimo de espacio para poder estirarse, realizar sus necesidades y en general moverse. ¿Te gustaría estar amarrado todo el día, para que no estorbes?

Golpes y ataques.

Por supuesto, el golpear a un animal es una evidente forma de maltrato. Por fortuna, cada vez más países se encuentran realizando leyes que defienden a los animales. El problema es que todavía queda mucho por delante para trabajar.

Ya que si bien existen leyes, muchos animales lo sufren a puerta cerrada. En donde nadie los defiende, nadie dice nada por ellos. Donde maltratadores realizan sus fechorías sin que nadie les diga nada.

Usarlos para peleas.

Otras forma de herirlos es utilizarlos como animales para pelea. En algunos sitios, es común tener peleas de gallos o de cualquier otro tipo. O incluso usarlos como manera de entretenimiento, tal vez carreras de torturas podría ser una idea.

Los tienen para diversión de otras personas a costa de dinero o simple pasatiempo. Ellos son seres vivos que necesitan vivir plenamente, estas formas de entretenimiento los hieren, lastiman y deberían ser prohibidos.

Usados como tracción.

En muchos sitios, los animales siguen siendo usados como sustituto de motor. En el campo, pueden llegar a pasar muchas horas bajo el sol jalando un arado. O de forma para llevar carros para paseos en lugares públicos.

Son explotados por horas, bajo el sol y en muchas ocasiones sin tener agua para poder saciar su sed. La gente los usa como si fueran motores que no se cansan, causando agotamientos que los pueden llevar incluso a la muerte.

Cazarlos y usarlos para cacería.

Otra forma de maltratado es utilizarlos como elementos de caza. Por supuesto, salir a cazarlos es una forma de matarlos. Hoy en día se sigue usando la caza deportiva como forma de entretenimiento para algunos.

Pero también hay quienes usan perros para cacería, entrenándolos para volverse rastreadores. Una vez más, vale la pena recordar que no son herramientas, sino seres vivos que sienten y sufren.

¿Qué hacer si veo una situación de maltrato?

Si por ejemplo ves en un hogar que están lastimando a un animal, cualquiera podría tener el impulso de querer ingresar y ayudar. Liberarlo, pero toma en cuenta que estarías invadiendo propiedad privada.

Hacer justicia por tu propia mano podría sonar como una buena idea. Pero puedes meterte en problemas con la ley.

Lo mejor que puedes hacer es buscar instituciones locales que busquen impedir el maltrato. Muchas denuncias incluso pueden ser anónimas.

Por supuesto, si en tu país cuentas con la fortuna de contar con leyes que protejan a los animales, realiza tu denuncia.

Serás la voz de los que no pueden hablar, una simple llamada podría terminar por significarla liberación de un animal, que podría haber estado sufriendo en silencio y sin poder defenderse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *