Como educar a un pitbull para que no muerda y no sea peligroso o agresivo

Los pitbull son mascotas muy populares, esta raza de perro se ha convertido en una de las más buscadas. Esa cara gruesa y aspecto rudo que posee son parte del encanto que posee, pero hay que saber educarlo.

Ya que por naturaleza son algo agresivos, lo que incluso los vuelve potencialmente peligrosos. Pero esto se puede solucionar en gran medida con una buena educación, ¿Cómo evitar que intenten morder a la gente?

¿Cómo educar a un cachorro pitbull para que no muerda?

como educar a un pitbull para que no muerda

En realidad es posible educar a uno de estos perros cuando se encuentra en su etapa adulta. Por lo tanto, no pienses que ya es demasiado tarde si por alguna razón llega a tu vida uno y quieres darle buena educación.

Pero lo óptimo es intentar educarlos desde cachorros. Es el mejor momento para lograr que tenga un comportamiento como el que queremos, absorberán como esponja todo lo que le enseñemos.

No lo alejes de su mamá y hermanos.

De ser posible, deja que pase el mayor tiempo posible con su familia. Uno de los problemas de muchos pitbull es que son mordelones, tienen por instinto el morder mucho. Pero cuando se encuentran con sus hermanos, aprenden a contenerse.

Ya que al jugar entre ellos y morderse, el otro perrito grita. Y por supuesto, al ser mordido también “entiende” que hay dolor al realizar esa acción. Deja que pase al menos las primeras 8 semanas de vida con ellos.

Deja de jugar cuando te muerda.

Ellos cuando juegan con alguien, incluido su dueño, estarán lanzando mordidas. Es parte de la diversión, no tienen intención de dañar a nadie, pero sus dientes son demasiado afilados y pueden lastimar.

Una buena forma de desalentarlo es que al estar jugando y te muerda, en ese momento deten el juego. Puedes apoyarte realizando algún pequeño quejido de dolor, para que oiga los resultados de haber mordido.

Pausa todo y espera unos segundos o incluso un minuto, para que vea que al morder se acaba la diversión. De esta forma, gradualmente entenderá que algo pasa al usar su mordida, que lo bueno se acaba.

Dale juguetes adecuados.

Como se dijo, por naturaleza son mordelones. Ya que le quitarás el morderte a ti o a otros perros, puedes darle un sustituto: deja que muerda juguetes. Se venden muchos que están hechos especialmente para ello.

Cuando juegues con él, siempre intenta que lo que muerda sea esos juguetes. Para que entienda que eso si está permitido, no los seres vivos. Cuando te persiga, déjale esos objetos para que en ellos descargue su energía.

En ningún momento dejes que juegue con alguna de tus extremidades, ya que mandarás el mensaje contradictorio de que si pueden ser mordidos.

Es fundamental que haga ejercicio.

Para mantenerlos equilibrados, es importante que se encuentren en buena condición física. Sobre todo esa raza que tiene energía de sobra, por lo que es necesario que corra mucho, que camine, que gaste dicha energía.

Es por eso importante sacarlo a realizar paseos y pasar tiempo de calidad con él. Eso hará que se le quite lo hiperactivo al estar cansado. Si vas a tenerlo todo el tiempo inactivo en algún lugar, no es la especie adecuada para ti.

Muéstrale quien es el líder.

También es necesario dejar claro quien manda, quien es el dueño. Edúcalo para que espere las órdenes de tu parte. Por ejemplo, cuando des una orden y la realice, dale un premio. Eso condicionará su comportamiento a tus palabras.

De igual forma márcale límites, como por ejemplo no dejar que se suba a tu cama o a tu sillón favorito. Tendrá como resultado que sepa que tus palabras son importantes y deberán de ser obedecidas.

Llévalo al veterinario.

Por supuesto, para que se comporte bien hay que procurar que se sienta bien. Es por eso necesario estarlo llevando de manera periódica al veterinario para revisión y constatar que todo se encuentra bien.

Así tendrá todas sus vacunas y ninguna dolencia. Un perro que se comporta mal probablemente solo se encuentre en mal estado. Y todas esas travesuras sea su forma de demostrar que algo no se encuentra bien.

El pitbull es un perro que puede llegar a ser muy amistoso como cualquiera, con la educación adecuada y desde temprana edad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *