Como superar el miedo a los perros: Consejos y soluciones para reducir el pánico

¿Miedo a los perros? Para muchas personas esto será increíble de creer. Después de todo, es una de las mascotas más populares y queridas. Muchos tienen hermosas experiencias con ellos y los adoran de gran manera.

Pero cada cabeza es un mundo y hay quienes tendrán algo de temor a estos animales. ¿Hay alguna forma de poder superar dicho temor? Aquí encontrarás algunos consejos que puede que te ayuden a dominarlo.

Recuerda, estos son consejos generales basados en experiencia, pero lo mejor será acudir con un profesional para que te haga un perfil personalizado.

¿Porqué aparece este miedo?

como superar el miedo a los perros

Lo más aconsejable es primero un momento de reflexión para entender en particular porque se les tiene miedo. Ya que no existe una sola razón por la que podrías temerle, todos tienen una historia diferente con ellos.

Por ejemplo, en algunos casos la simple apariencia puede ser, que los vean con esos colmillos y peludos, por lo que en su mente vengan ideas de que los atacarán.

O puede ser que de más joven haya sido atacado y mordido por un can, lo que pudo haber originado ese temor.  Ya que por lo regular, ese rechazo a los perros es adquirido por algo que sucedió en la vida.

Aunque también es verdad que puede ser una fobia a los perros que haya nacido de forma natural. Ya que el miedo es en grado menor, pero una fobia es algo más extremo y delicado de tratar, ya que es un pánico total al verlo.

¿Cómo podemos eliminar este miedo?

Lo más importante es hablar de esto con alguien más. Te ayudará a determinar que tipo de ayuda requieres. Porque para una fobia es necesario el trabajo de un profesional, no es algo que puedas quitar simplemente con esfuerzo.

Pero si es algo más ligero, probablemente puedas hacer algo por tu propia cuenta. Primero, deberás anotar cuales son las situaciones que te dan miedo con el animal. Ya que te ayudaría a rastrear el problema.

¿Es el hecho de simplemente verlo? ¿Cuándo corre por la casa? ¿Al estar comiendo? ¿El temor se impulsa cuando ladra? Todo ello te ayudará a encontrar cual es el momento específico en que sientes más temor.

Una vez hecho eso, empieza a utilizar la imaginación para ponerte en esas situaciones. Te permitirá vivir por adelantado el momento, para cuando vayas a ver a un perro de verdad, ya lo hayas procesado en tu mente.

También es buena idea practicar técnicas de relajación, que te permitan calmarte. Ya que el simple hecho de ir con el canino puede causar mucha ansiedad, por lo que tendrás que controlarte.

Y cambia tu mentalidad por una positiva, no creyendo que no podrás, sino que gradualmente podrás acercarte a uno. No te fuerces a que sea de golpe, pero si animándote a lograr el cambio.

Consejos para un mejor acercamiento.

  • No te fuerces. Hazlo de manera gradual, ya que no puedes cambiar en un día. Ten paciencia contigo mismo para ir cambiando.
  • Habla con el dueño antes para conocer como es el perro. No todos son amigables, ya que de no hacerlo y recibir una agresión, podrías reforzar el temor.
  • No te acerques gritando ni de manera rápida, sobre todo con un perro totalmente desconocido, podrías causar una mala reacción.
  • La mejor manera de acercarte es con la mano extendida hacia arriba y hablándole con suavidad. No le mires a los ojos, porque eso puede alterarlo. Si te quiere oler primero, déjalo.

Lo mejor es acariciar el lomo, ya que partes como las orejas, cuello o cola lo puede tomar como una agresión.

Conclusión.

Exponte de manera gradual y planificada a tu miedo. Lo ideal también es que te lleven un perro que se ha garantizado que es muy amigable con los desconocidos, en caso que no haya una mascota a tu disposición.

También es buena idea leer de manera continua sobre la naturaleza amable que poseen. Esto te hará cambiar la imagen mental que tienes sobre ellos, por lo que incluso puede convertirse en deseos de tener uno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *