¡Las zarigüeyas no son malas! Razones para querer y proteger estos animales

Hasta el día de hoy, existe una percepción negativa sobre las zarigüeyas. Muchas personas siguen temiéndoles, las atacan y simplemente no las quieren cerca. Las consideran animales poco deseables e incluso asquerosos.

Y lamentablemente a partir de estas ideas, muchas personas ya los consideran animales que hay que exterminar y alejar. Todo en bien de su familia y campos, pues lo consideran poco más que ponzoña.

Pero, ¿me creerías que en realidad es un animal que quisieras tener cerca, gracias a todos los beneficios que posee? Notarás que en realidad son de los más amables e incluso útiles que puedes encontrar en el reino animal.

¿Por qué la gente las odia?

proteger zarigueyas

Creo que existe una respuesta bastante marcada: su aspecto. Son animales que para los canones de las personas, son poco agraciadas. En pocas palabras, las consideran feas y para muchos eso es suficiente para considerarlas malas.

De hecho, algunos lados he oído que las llamen como sucias ratas carroñeras. Pensando que entonces serán animales muy sucios, que terminarán por llevar enfermedades a las personas si las tienen cerca. Nada más lejos de la realidad.

¿Por qué proteger e incluso querer a las zarigüeyas?

Aquí conocerás algunos aspectos que deberás tomar en cuenta.

Son inmunes a muchas enfermedades.

Uno de los temores que tiene la gente con estos animales es que nos contagian de algo. Por ejemplo, algunas personas la relacionan con la rabia, que se sabe puede ser contagiada a las personas por medio de una mordida.

Pero la realidad es que la mayoría de las zarigüeyas son en realidad inmunes a ellas. De hecho, tienes más probabilidad de poder contagiarte por los perros que se encuentran andando de manera libre por las calles.

Controlan las garrapatas.

La aparición de garrapatas puede ser un gran problema para cuando tienes animales como gatos y perros. Y lo peor de todo es que mientras más animales tengas, puede terminar de ser peor porque se contagian entre ellas.

Si pensabas que las zarigüeyas podían ser parte del problema no es así. Al contrario, ellas se alimentan de estos parásitos, por lo que pueden terminar siendo la solución. Se las comerán y dejarán de ser un problema.

Si, son carroñeras, pero…

Muchos las odian por ser animales carroñeros, por lo que las consideran asquerosas. Pero en realidad eso es bueno para el ambiente, ya que los animales descompuestos terminan por contaminar.

Ellas se encargan de comer los cadáveres, lo que es bueno para el ambiente. Si, no es una visión agradable de ver, pero en términos generales, su presencia causa mucho bien al poder deshacerse de los desperdicios orgánicos. Como dirían: es trabajo sucio, pero alguien tiene que hacerlo.

Plagas que puede controlar.

Es habitual que algunos patios puedan llegar tener problemas de ratas, ratones e incluso serpientes. Y deshacerse de todos ellos puede llegar a ser problemático, sobre todo sin utilizar métodos con químicos.

Pero si tienes la buena suerte que una zarigüeya llega a tu hogar, te darás cuenta como ellas mismas se deshacen de todo eso.

¡Hey! Entonces, ¿las zarigüeyas no tiene nada malo?

Ya quedó claro de los beneficios de las zarigüeyas y no son el animal horrible que tanto nos han vendido.

  • Ellas como todo animal hacen sus necesidades. Y es común que terminen por entrar a bodegas o cuartos abandonados, para usarlos de refugio. Por lo tanto, cuando abras luego de un tiempo, encontrarás sus excrementos.
  • También si tienes caballos puede ser problema, ya que ellas pueden propagar la mieloencefalitis protozoaria equina.
  • Si tienes mascotas y les dejas comida afuera, es probable que no sean ellas quienes se las coman. Que estos animalitos pasen de noche y lo hagan su cena.
  • De igual forma, si bien luchan contra las garrapatas, ellas pueden traer pulgas. Y las larvas quedarán en su paso por nuestro jardín.

Como verás, nada es perfecto. Pero están lejos de ser los animales horribles que algunas personas dicen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *