¿Existe una rivalidad entre leones y hienas, o solo es un mito?

Desde hace muchos años se ha hablado de la rivalidad entre las hienas y los leones. Pueden haber muchos animales con que competir en un entorno, pero tradicionalmente se considera que estas dos especies siempre se encuentran peleadas.

Esto se hizo todavía más popular gracias a la película de animación “El Rey León”, en donde lo pusieron como el principal enemigo del protagonista. Pero, ¿es verdad que se odian a muerte o hay algo de fantasía?

¿En verdad son rivales la hiena y el león?

la rivalidad de las hienas y los leones

Esta es una de las rivalidades más famosas de la naturaleza. Cualquiera que se encuentre estudiando tanto a los leones como a las hienas, en algún punto terminará por escuchar de su otro gran rival.

La rivalidad nace básicamente porque ambos compiten por las presas en el mismo hábitat. Sobre todo estamos hablando de las enormes sabanas africanas. En donde la ley del mas fuerte se encuentra en su máximo esplendor.

Sin embargo, lo que le da todavía más importancia a dicha rivalidad es el tiempo que ha tenido. Porque también es verdad que no son los únicos animales que llegan a tener que competir por el alimento en una zona determinada.

Existe evidencia que muestra que esta rivalidad viene desde épocas prehispánicas. Estamos hablando de tiempos tan distantes como hace 12,000 años, durante la época del pleistoceno, en la región de Europa.

Ahí se han encontrado restos fósiles que respaldan las peleas que han existido entre ambas especies. Cadáveres, huesos roídos y otras evidencias que muestran como estas especies han luchado por el territorio.

¿Se odian estos animales?

Aquí es donde algunos piensan mal del asunto: no es que se odien. Tampoco es que tengan una rivalidad por ideologías o piensen algo más. Al final son animales que simplemente se guían por el instinto.

Estos animales cazan por instinto, y al encontrar un depredador con una fuerza similar en el mismo territorio, están destinados a pelear. Y también vale la pena mencionar que no es la única rivalidad en la naturaleza, pero si de las más famosas.

Esto se respalda todavía más al encontrar huesos de hienas en cuevas de leones y viceversa, pero es que al ser carnívoros y ser vencidos, pasan a ser alimento también.

Al final, esto es la naturaleza simplemente funcionando. Hay que dejar de verlos como dos seres que se odian, sino dos animales que tienen que enfrentarse para seguir la cadena alimenticia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.