¿Se puede vacunar a una perra preñada?

Las vacunas son vitales para la buena salud de los animales. Es por eso que siempre se recomienda tenerlas al día, para evitar que puedan contraer diversas enfermedades. Pero, no siempre las condiciones son las mismas.

Cuando una perra está embarazada, debemos tomar en cuenta que todo lo que hagamos, para bien o para mal, afecta a sus futuros cachorros. Por lo que un error podría terminar por complicar su vida o su embarazo.

¿Se puede vacunar a una perra preñada? ¿O será mejor esperar a que haya dado a luz, para poder dar este paso?

¿Qué pasa si se vacuna a una perra embarazada?

se puede vacunar a una perra preñada

Para ello, es esencial recordar rápidamente cual es la función de las vacunas: la idea básica es introducir adrede en el cuerpo, los patógenos modificados de diversas enfermedades.

Ya con ellos en su interior, el sistema inmunológico del cuerpo comenzará a crear las defensas para evitar que vayan a enfermar al usuario. De esta forma, cuando venga la enfermedad real, ya existirán las defensas.

El detalle es que para crear estas defensas, existe en el cuerpo una pequeña lucha. Por lo que el organismo terminará por estar bajo estrés, mientras lucha contra la enfermedad modificada y crea el resultado final.

El problema radica que durante el embarazo, se requiere el máximo cuidado en el interior del animal. Ya que no solo estará en juego la vida de la perrita, sino que podría terminar por perjudicar el nacimiento de sus hijos.

En términos generales, se recomienda no vacunar durante el periodo de gestación ningún tipo de fármaco. Y de hacerse, deberá de ser realizado bajo la supervisión del veterinario, si lo llega a considerar.

¿Qué consecuencias podría tener?

Cuando la vacuna comienza a realizar su acción, estará realizando modificaciones en el cuerpo del usuario. Estos cambios son probables que lleguen a regiones como la placenta, perjudicando al neonato.

Algunas de estas consecuencias son que el pequeño termine por nacer con defectos congénitos, o igual podría darse el caso de causarle la muerte.

También es poco frecuente, pero puede darse el caso que la madre sufra fiebre y algunas reacciones alérgicas. Una vez más, todo lo que ocurra en el cuerpo materno puede terminar por perjudicar.

¿Existe alguna alternativa a la vacuna?

Ya quedó claro que es riesgoso vacunar durante la gestación. ¿Existe alguna alternativa para poder proteger la salud de la perrita? Porque al no estar al día de sus vacunas, tiene la posibilidad de enfermarse y eso también es perjudicial.

La buena noticia es que hoy en día existen vacunas especiales para perros preñados. En este caso, la diferencia es que en su interior no se encuentra ningún componente vivo en el interior, lo que evitará los efectos antes descritos.

En contra partida, deberás prepararte para desembolsar una cantidad mayor de dinero, pues suelen ser más caras. Además, tendrás que hablarlo con el veterinario para que las consiga, porque no son tan comunes como la vacuna estándar.

Saber si vacunar o no es una respuesta que deberás dejar al especialista, pero en términos generales no es recomendado darle una vacuna estándar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.