Porque las cabras cuando se asustan se paralizan

Las cabras son animales sobre todo destinados a la creación de productos de consumo. Pero no dejan de ser seres vivos y hay quienes les agradan verlas. Son simpáticas y e incluso algunos quisieran tenerlas de mascotas.

Pero hay un hecho muy curioso con estos animales: son muy fáciles de asustar. Y cuando se asustan, algunas se paralizan. Un suceso que puede despertar muchísimo la curiosidad de las personas, por no saber cuál es la causa de esta reacción.

Conoce porque las cabras se paralizan cuando se asustan.

porque las cabras cuando se asustan se paralizan

Vamos a describir el hecho con más detalles: las cabras suelen estar realizando sus cosas de cabra, andando de aquí para allá. De repente se ponen a balar, tal vez porque están contentas o porque tienen hambre.

Y de repente, algo las asusta: puede ser un sonido fuerte, una pisada, un claxon o cualquier cosa que termine por alterar su humor. Entonces, pensaría uno que en ese momento saldría corriendo, como hacen la mayoría de animales.

Pero la realidad es otra: simplemente, terminan por quedar totalmente paralizadas y caen al suelo. Quedan en esa posición por varios segundos, para luego poder recomponerse para posteriormente salir corriendo.

La enfermedad de Thomsen.

Pues bien, debes de saber que esto no es normal en todas las cabras, sino más bien en un sub grupo de ellas.

Es una alteración congénita de nombre Thomsen, la cual termina por dar ese curioso momento para el espectador. Pero que por supuesto, para el animal mismo no termina por ser algo divertido.

¿Quiénes sufren esa enfermedad? Por lo regular, las cabras que son utilizadas en mayor medida para obtener recursos como leche, carne y queso de forma regular.

Esto causa que tengan un mínimo de grasa, por lo que da como resultado esta condición. Como verás, es más común que pase en animales de granja, por lo que no es en realidad un problema a la hora de enfrentar depredadores para las que viven en la naturaleza.

Pero es un momento difícil para ellas, ya que se ha comprobado que no se desmayan. Son conscientes todo el tiempo de lo que ocurre a su alrededor, por lo que podemos ver su son momentos de angustia.

También hay que tomar en cuenta que conforme crecen, el problema va disminuyendo gradualmente. Sobre todo porque también aprenden a como dominarlo, ya sea alejándose de sitios problemáticos o en general tener mayor control.

La parálisis de las cabras es un problema para ellas, por lo que hay que saber que tras ese momento de quedar quietas, hay verdadero miedo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.