¿Cuál es la diferencia entre leopardo y guepardo?

En el reino animal existen muchos animales que podemos llegar a confundir, como son el leopardo y el guepardo. En realidad, una vez que los conoces más a fondo, te das cuenta que si existen diferencias tangibles.

Pero sin conocerlos, y gracias a la similitud de sus nombres, podemos llegar a pensar que son similares. Y sobre todo entre estas dos especies, no podemos culpar a alguien de no poder distinguirlos.

Conoce las diferencias entre leopardo y guepardo.

diferencia entre leopardo y guepardo

Estos dos animales poseen una enorme cantidad de similitudes. Pero existen diferencias sutiles que debes conocer.

Su apariencia es distinta.

En cuanto a similitudes, podemos decir a simple vista que son casi iguales. Ambos poseen un pelaje amarillo, interrumpido por una gran cantidad de manchas negras. Pero aquí es donde comienzan las diferencias.

Hablemos de las motas, la cual causa la mayor confusión. En el guepardo, dichas motas negras estas serán redondas y pequeñas. En el caso del leopardo tienen otra forma más peculiar, porque notarás que son casi rectangulares.

Otra diferencia tangible es el tamaño total del animal. El guepardo en líneas generales es un animal más grande y alargado. En tamaño puede llegar a alcanzar casi dos metros de longitud, pero su apariencia es más delgada.

El leopardo en cambio es más musculoso, pero también más chico. La diferencia entre pesos es notable, porque mientras un guepardo puede llegar a pesar casi 90 kilos, el leopardo ronda entre los 55 y 60 kilos.

Diferencias entre fuerza.

El leopardo podrá ser más pequeño y posiblemente en una pelea pierda. Pero en proporción, es mucho más fuerte para el tamaño que posee.

Para poner un ejemplo, estos depredadores de cuando en cuando requieren remolcar sus presas a un sitio más seguro. Se le ha visto a ciertos leopardos poder incluso subir a un árbol a animales que lo triplican en peso.

Esto habla de la gran fuerza corporal que tiene, porque un guepardo a pesar de ser más grande, con más kilos y teóricamente mucho más fuerte, no es capaz de levantar un animal que lo triplique en peso.

Su hábitat natural.

Esta diferencia no es corporal, pero si nos permite entender un poco porque sus cuerpos son diferentes. Y es que estos felinos no viven en el mismo lugar, sino que habitan en sitios bastante alejados entre si.

Los guepardos viven en su mayoría en las sabanas africanas. Esta es un lugar con una vida salvaje muy exigente, por lo se han debido adaptar a sobrevivir a condiciones bastante difíciles. Estamos hablando del mayor reino salvaje del mundo.

Los leopardos también pueden ser encontrados en África. Pero no en las mismas regiones, porque incluso su territorio puede extenderse hasta Asia e incluso hasta la India.

Puede llegar a estar en el mismo territorio que los guepardos, leones y tigres. Y gracias a su velocidad, se vuelve un fiero oponente.

¿Cómo son a la hora de cazar?

La otra distinción entre leopardo y guepardo es a la hora de cazar. Hay que decir que ambos son cazadores letales, pero cada uno con su estilo. En donde sacan partido de las ventajas que les proporciona su propio cuerpo.

El cuerpo delgado del guepardo está hecho para ser un animal muy rápido. De hecho es el animal terrestre más rápido de todos. Esto es vital para poder perseguir a sus presas, que no tienen mucha oportunidad.

Posee pulmones enormes con respecto a otros felinos, una cola bastante larga y una columna retráctil –que sirve como resorte-, que en su conjunto le permite ser muy aerodinámico y alcanzar altas velocidades.

El leopardo por su parte no es tan rápido, pero si es más fuerte. Incluso puede superar en fuerza a otros felinos famosos como pueden llegar a ser el tigre y el león. Por esta razón lucen más musculosos.

Poseen poderosas garras retráctiles, que permiten destrozar a su rival. Y gracias a su fuerza, pueden ganar en una pelea y arrastrar su alimento a donde necesiten. Son grandes luchadores que podrían derrotar a animales más grandes.

Como habrás notado, las diferencias entre el guepardo y el leopardo son más notorias conforme más los conoces. Son felinos distintos, con diferentes ventajas y desventajas, pero eso sí, ambos temibles depredadores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *