Dulces y alimentos prohibidos para gatos que debes evitar

Cuando tenemos una mascota tan querida como un gato, nos gustaría darle consentirlo. Entre ello se encuentra darle comida que pueda encontrar realmente deliciosa, por lo que pensamos en los dulces y golosinas.

A las personas nos gustan y quisiéramos darle uno a nuestra mascota para que pueda disfrutar también. Pero debes tener cuidado con lo que le das, su metabolismo no es igual a nosotros y algunos pueden resultarle contraproducentes.

Dulces y alimento que no debo darle a mi gato.

dulces y alimentos prohibidos para gatos

Es por eso que aquí conocerás algunos de los dulces que debes evitar darle, por su bien:

El chocolate.

Los chocolates son de los favoritos de las personas y es probablemente uno de los sabores más populares del planeta. Pero no es algo que deberíamos de estarle proporcionando a nuestro minino, no lo procesará bien.

Todo gracias a la presencia de teobromina, que puede ser altamente tóxico para ellos. Tanto así que puede llegar a aumentar su ritmo cardiaco, vómitos y en algunos casos tan extremos hasta la muerte.

Alimentos salados.

La sal no la puede procesar tan bien como las personas. Y de hecho también la gente debería de moderar la cantidad de sal que consume a diario. Pero en el caso de los gatos puede llevar a desenlace fatal.

Ya que con cualquier exceso que se les de será muy fácil que termine por acumular en los riñones. Por lo tanto se deberá estar evitando darle alimentos muy salados, como salchichas. O al menos en cantidades muy pequeñas.

Limón y vinagre.

Para el ser humano añadirle esto a su alimento puede causar que tenga un sabor muy rico y diferente. Pero el gato no lo asimila bien, por lo que probablemente gracias a ello tenga todo el día vómitos, dolor de estómago y molestias en general.

Leche y productos lácteos.

Es un clásico pensar que los gatos toman leche, la televisión se ha encargado de mostrarnos que es su alimento preferido. Pero nada más lejos de la realidad, no es algo que se le debería dar porque no lo procesan bien.

Es común que los gatos sean intolerantes, por lo que pueden llegar a tener problemas como vómitos, diarreas y malestares del estómago en general. En la única etapa que lo necesitan es cuando son cachorros y de preferencia la materna.

Nueces.

Son alimentos demasiado grasos para que los procesen de manera correcta. A varios gatos se le ha visto que tienen cierta fascinación por comerlos, por lo que algunos dueños terminan por dárselos como un premio.

Pero sus grasas no pueden ser demasiado bien absorbidos por su organismo, resultando en problemas como diarrea, insuficiencia renal y problemas digestivos diarios. No es en realidad recomendable darle.

Pescado crudo.

Podemos pensar que es el mejor manejar para darle, y después de todo, ellos pescan directamente cuando pueden. Pero un pescado crudo y que ha estado almacenado no es la mejor idea para darle.

Ya que pueden contener una enzima que les provoque problemas como déficit de vitamina B, dando paso a problemas graves como trastornos o coma. Y aparte de ello, puede ya contener bacterias y causarle una intoxicación.

Por todo esto, hay que vigilar muy bien que darle a nuestro gato. Lo mejor es alimentarlo con su comida especializada, y en caso de querer darle algo novedoso, consultarlo primero con su veterinario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.