Porque los perros se comen su popo y como evitarlo

Seguramente muchos nos hemos visto sorprendidos por la siguiente escena: tener a nuestro perro cerca de nosotros, ya sea que lo llevamos a pasear o se encuentra en su patio. Todo parece estar yendo de lo más normal.

Y de repente, sucede una escena que nos puede llegar a dar demasiado asco: el perro se come sus propias heces fecales. Algo que para nosotros es algo demasiado asqueroso, y no tenemos idea de porque lo hace.

Incluso nos puede hacer sentir mal, pensando que en realidad nosotros le hemos intentando dar la mejor alimentación a nuestra mascota.

¿Qué le impulsa a hacerlo? Conoce la coprofagia.

Aunque pueda ser bastante particular este comportamiento, debes saber que no es exclusivo de los perros. De hecho, es bastante más común de lo que pudiéramos pensar en varias especies animales.

Esta conducta es conocida como coprofagia, la cual se refiere al término de comer heces. Es para nosotros una conducta bastante desagradable, pero debes saber que en realidad es bastante frecuente en caninos.

Y no debes preocuparte: en realidad, que coma sus propias heces no lo terminará por enfermar.

Pero, ¿por qué los perros se comen sus heces?

porque los perros se comen su popo

Al día de hoy, no existe una respuesta 100% fiable de porque lo hacen. Pero se barajan varias respuestas sobre ello:

Simplemente, les gusta.

Ahora sí, cada quien sus gustos. Para nosotros puede resultar ser algo altamente asqueroso el simplemente hecho de pensarlo. Pero es posible que para ellos si les resulte apetitoso y ahí poco podemos agregar.

Vale la pena mencionar que la coprofagia también puede llegar a darse en seres humanos. Por lo tanto, no es una conducta que sea completamente ajena a las personas. Y afirman lo mismo: les gusta el sabor.

Luchar contra el estrés.

Las personas pueden hacer cosas muy locas cuando se encuentran estresadas o aburridas. Y al parecer, los perros también. Algunos han notado que este comportamiento aparece en caninos cuando se encuentran estresados.

Por lo tanto, terminarán por morder muchas cosas a su alrededor. Excavar y, entre todo eso comerse las heces que encuentren.

Para explorar el mundo como cachorros.

Cuando son cachorros, los perros apenas conocen nada de la vida. Todo es nuevo para ellos, por lo que se la pasan explorando. Conocen nuevos olores, sabores, y pues entre todo eso, tienen que conocer las heces.

Es verdad que esta razón puede ser solo parcial, porque no es un comportamiento exclusivo de los cachorros. Los perros adultos también lo comen, pero podría ser una más de las razones.

Por deficiencias digestivas.

Otro motivo que se barajea es para poder suplir algunas deficiencias que pueda tener su dieta. Es verdad que al ver excremento lo único que pensamos es en el cuerpo sacó todo lo que no se necesita.

Pero también es verdad que pueden irse algunos nutrientes, y para un perro que siente que le hacen falta, puede terminar por comerlo para suplirlo.

También puede pasar que terminen por comer las heces de otros animales, como son los gatos. La comida para gato contiene muchas proteínas que el perro puede gustar. Pero esta conducta hay que detenerla, porque podría ser tóxica para él.

¿Cuál es la mejor medida de prevención?

Los perros seguirán comiendo sus heces. Hay poco que podamos hacer para convencerlos de lo contrario, no es recomendable comenzar a castigarlos ni mucho menos.

Recoge a tiempo.

La mejor medida será estar atentos a lo que haga en nuestro patio. Intentar recogerlas lo más pronto posible y no dejarlas para que pueda masticarlas.

En caso de no tener tiempo para ello, es buena idea tener cerca de nosotros un poco de cal. Puedes pasar, rociarlo encima y de esta forma evitarás que pueda consumirlo.

Mejora su alimentación.

Se ha dicho que una de las causas probables es que tenga deficiencia en su alimentación. Por tal motivo, trata de mejorar la calidad de su comida, más variada y con toda clase de nutrientes.

Es probable que tu perro lo que estaba buscando es suplir esa deficiencia y había encontrado en las heces el camino para poder hacerlo.

Adquiere juguetes para perro.

Es probable que se encuentre aburrido. Que este en el patio sin nada que hacer y por lo tanto, estará buscando la forma de entretenerse. Una buena idea para ello sería comprarle algunos juguetes para que se entretenga.

No tiene que ser nada complicado, pero si es verdad que pueden estar comiendo las heces por simple aburrimiento, deberás distraer su atención.

porque los perros se comen sus heces

Entonces, ¿no existe ningún peligro que coman las heces?

En términos generales no, mientras sean sus propias heces. Pero el peligro es más real cuando elijen comer las heces que se encuentran en el camino.

Por ejemplo, la de gato puede llegar a ser tóxica para el animal, por los componentes que tiene. O si come la de otro perro, cabe la posibilidad que dicho canino tenía alguna enfermedad que pueda estarla transmitiendo.

Por tanto, si sacas a pasear a tu perro y ves que tiene deseo de comer algún desecho que se encuentre en la calle, lo mejor será que se lo impidas.

Pues a pesar de todo lo dicho, no debemos olvidar que la popo es la excreción del cuerpo de todo lo que no se necesita. Incluido lo que el cuerpo no quiere tener en el interior, y estaríamos haciendo que nuestra mascota coma lo que otro ser vivo terminó por deshacerse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.