Conoce porque a los perros les gusta sacar la ventana cuando va en autos en movimiento

Este es un escenario clásico en muchas películas y situaciones: el perro asomado por la ventana, sintiéndose gustoso de como le da el aire directamente en la cara. Y por lo regular, se encuentra relacionado con una cara de placer.

Podemos intuir que el motivo detrás de ello es que le gusta el aire. Pero, ¿existe alguna explicación de porque asoma la cabeza en los coches en movimiento? Porque sin duda, le gusta mucho el tener esa sensación.

¿Por que mi perro saca la cabeza por la ventanilla?

perro se asoma ventana auto

Contrario a lo que pueden pensar algunas personas, no se considera se encuentre relacionado con disfrutar el paisaje. Algo que puede alguien fácilmente pensar, ya que uno pensaría que está sorprendido por lo que ve.

También es posible pensar que el motivo principal es por refrescarse. Ya que al estar el viento fuerte en la cara, terminará por quitarle el calor. Pero aunque parezca esta la respuesta definitiva, tampoco lo es.

La razón por la que sacan la cabeza es por sentir el olor del viento. Debemos recordar que la percepción olfativa de un canino es muchísimo más desarrollada que un ser humano. Solo en su nariz se sabe que hay más de 300 millones de receptores olfativos.

Si quieres compararlo con el ser humano, este último apenas llega a los 6 millones. Esto da como resultado que un perro puede sentir olores que una persona jamás llegaría a percibir. Y al mismo tiempo, puede procesar más de ellos.

Entonces, un perro al sacar la cabeza lo que quiere es disfrutar todos esos olores. El viento y la velocidad a la que va el vehículo le permite obtener muchos olores al mismo tiempo. Lo que al parecer le resulta un placer olfativo.

No dejes que tu perro asome la cabeza.

Por supuesto, con esto puede parecer que le hacemos un gran favor a nuestra mascota dejándolo asomar la cabeza. Pero al hacer esto causamos que se encuentre en peligro, ya que podría golpear con algún objeto al ir en movimiento.

De hecho puedes pensar que hacerlo en una carretera es seguro, en donde habrán largos tramos sin coches. Y que sea lo suficientemente ancha para evitar que vaya a golpear con algo. Pero aún así puede tener problemas.

Ya que no sabemos que objeto pueda estar, como un pájaro volando. O que la llanta pise una piedra y salga volando a gran velocidad hacia nuestra mascota. Lo mejor es llevarla en el interior, por su propia seguridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.