La teoría más aceptada de porque las avestruces no vuelan

Cuando pensamos en aves, es bastante común que a nuestra mente venga la idea de “animales voladores”. Pero nos damos cuenta con el tiempo que no es así, que de hecho es grande el número de aves que no vuela.

Cada una tiene sus motivos particulares y hoy veremos porque los avestruces no vuelan. Que tienen en particular estos animales que no alzan el vuelo. A pesar de tener alas y parecer que poseen todo en su cuerpo.

Conoce porque los avestruces no vuelan.

La teoría más aceptada de porque las avestruces no vuelan

Existe una curiosa teoría que habla que las aves en realidad si volaban. Pero esto hace millones de años, durante la época de los dinosaurios. En aquel tiempo, existía una variedad primitiva de la actual avestruz.

Esta teoría, presentada en la universidad nacional de Australia, afirma que hace 80 millones de años existía el antecesor del avestruz, la cual efectivamente volaba.

Pero recordemos que los dinosaurios se extinguieron hace 65 millones de años, que según varias teorías fue gracias a que un meteorito cayó en la tierra, modificando todo el ambiente.

Los dinosaurios desaparecieron, pero muchos otros animales tuvieron que adaptarse. Existen montón de teorías, pero centrándonos en las aves, se presume que dejaron de volar para poder sobrevivir a las nuevas condiciones.

Los dinosaurios eran depredadores que cazaban a los avestruces, por lo que volar era un mecanismo de defensa; al desaparecer el depredador, la característica de volar empezó a desaparecer por no ser necesaria.

¿Qué hace el avestruz como ave no voladora?

Al no tener que estar huyendo de un depredador, se piensa que las aves fueron evolucionando para tener otras funciones. Dejaron de volar, y terminaron por ser aves más grandes y pesadas, tal como las conocemos en la actualidad.

Sus patas comenzaron a ser más largas y pesadas, porque la idea es que pudieran transportarse por grandes extensiones de tierra para poder buscar su alimento.

Al contrario, sus alas comenzaron a hacerse pequeñas por no necesitar estar volando. El tener esas alas tan grandes para moverse, y que no tengan ninguna utilidad, hubiera terminado necesitando una gran cantidad de recursos de su cuerpo.

Y de esa forma, fueron adquiriendo el cuerpo que tienen a la fecha. Por el momento, debe tomarse como una estricta teoría. Siguen buscándose todavía más evidencias para poder respaldarla por completo.

Pero al igual que las gallinas y los pingüinos, la respuesta es simple: no vuelan porque no necesitan hacerlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *