Conoce porque porque los perros te lamen las manos y pies de sus amos

Toda persona que tiene un perro, conoce este comportamiento: que nuestro querido animal tenga como costumbre buscar lamernos las manos y los pies. En general nos buscan lamer cualquier parte, pero estas son partes que les encantan.

Ellos como es evidente, no pueden hablar. Por lo tanto, toman este tipo de comportamiento como una forma de comunicación con nosotros, sus dueños. Pero, ¿qué nos quieren decir? ¿Cuál es el motivo de estarnos lamiendo?

Porque los perros lamen las manos de sus amos

porque los perros te lamen las manos

 

El motivo principal por el que las manos terminan por ser el receptáculo principal de sus lamidas, es porque es accesible para ellos. Cuando estás con tus mascotas, terminas por intentar agarrarlos y acariciarlos.

Para poder hacer esto, lo que utilizas por lo regular son las manos. Por lo tanto, la principal razón es porque es lo que ellos tienen cerca. Acercas tus manos a ellos para poder acariciarlos y ellos atrapan lo que tengas cerca.

No tienen ninguna preferencia por las manos ni mucho menos. Por ejemplo, intenta acariciarlos haciendo uso de tus pies y el resultado será similar. Ellos lo tomarán con toda felicidad y te lamerán de regreso.

Bajo esta lógica, es por eso que no es habitual que tengas experiencias de perros intentando lamer tu espalda ni tu cuello: esas son partes que un perro difícilmente podrá alcanzar, pero si por ellos fuera, lo lamerían.

¿Qué es lo que buscan al lamernos el rostro?

Pues bien, esta es otra forma de responder por qué lo hacen. Los perros como ya habíamos dejado asentado y sabemos, no pueden hablar. Pero aun así, tienen muchísimas ganas de poder comunicarse con nosotros.

Por lo tanto, harán uso de su lengua para poder expresarse con nosotros.

Lo hacen para expresar amor

Los perros nos quieren muchísimo. Es solo cuestión de dejarlos solos durante un momento y ver las fiestas que nos harán cuando volvamos. Una felicidad absoluta y completamente sincera.

Por lo tanto, ellos nos lamerán porque sienten contacto directo con nosotros. Pueden sentir nuestro calor y ellos de forma instintiva saben que sienten el suyo. Es una forma de comunicación primitiva y básica, pero llena de amor.

Y también para protegernos.

Los perros son protectores. Es solo cuestión de notar lo que pasa cuando intenta un ladrón llegar hasta nosotros. O hay alguien en el territorio que ellos consideran que es nuestro hogar.

Ellos nos lamerán como forma de indicarnos que se encuentran con nosotros. Que nos protegen y cuidan, como diciendo “Aquí estoy, no te preocupes”. Es otra forma de expresar amor, de buscar cuidarnos de problemas.

Como forma de sumisión.

Esta es otra forma de verlo para muchas personas. Es una manera de indicar los perros que ellos están bajo tu mando. Que eres su dueño, aunque ellos no lo entiendan en los mismos términos que nosotros.

Tal vez para ellos eres el jefe de la manada, que están bajo tu mando, etc… esto lo estamos viendo bajo la lógica humana. Pero la realidad es que los perros no les molesta esto, sino que se sienten protegidos y seguros estando bajo tu cobijo.

¡Para investigarte!

Esta es otra razón que no todos toman en cuenta, pero es que también recuerda que los perritos pueden llegar a ser celosos. Y ellos al estar lamiendo tus manos, también te investigan un poco.

Imagina que has estado tocando otro perro, eso lo va a saber al lamerte. Puede terminar por molestarse e incluso ladrarte al sentir que estuviste con otro perro. Ni modo, ellos son bastante territoriales y estás bajo revisión.

porque los perros dan lenguetazos

¿Debo dejar que lama mis manos?

Ahora bien, la respuesta se encuentra en usted. Debes saber que la saliva de los perros puede contener bacterias que puedan no hacerles daño a ellos. Pero por el contrario, para nosotros sí que sea algo perjudicial.

Por lo tanto, dejarlos lamernos a sus anchas no es la mejor opción. Sobre todo, si no tienes la opción de lavarte las manos pronto.

Pero tampoco cortar de raíz este comportamiento, porque para ellos es cuestión de felicidad y comunicación. Es como que tengas una persona que quieras mucho y de repente ya no dejes que te abrace.

Lo que si puedes hacer es controlar la cantidad de tiempo que te lame. Tal vez dejarlo hacerlo un par de veces y luego alejar la mano. O también acostumbrarlo a que solo puede lamerte cuando tú mismo le das la mano.

Es tomar el control de la situación. Los perros pueden ser educados, sin que ello implique que les vayas a quitar toda libertad de expresarse.

Para nuestros perros es importante. No deberíamos simplificarlo o desestimar su importancia. Entender a nuestro perro es parte de nuestra responsabilidad como sus amos. Y lamer para ellos es una de las actividades más importantes de todas para comunicarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *