Porque algunas orcas tienen la aleta doblada

Si has visto en alguna ocasión una orca, lo más seguro es que habrás notado que muchas de ellas suelen tener la aleta doblada. Un detalle bastante curioso, porque pareciera que esta herida, aunque no lo esta.

Existen muchos artículos que afirman que las orcas en libertad no la tienen doblada. Que es una características de las orcas en cautiverio, ¿Cuál es el motivo por el que su aleta sufra este fenómeno? ¿De verdad solo afecta a las en cautiverio?

El motivo de la aleta doblada en orcas

porque orcas tienen aleta doblada

La realidad es que este fenómeno es mucho más común en las orcas en cautiverio, pero tampoco es algo exclusivo. Y vale la pena agregar que al estar cautivas, es mucho más fácil estar bajo la mirada de la gente.

Hay quienes pensaban que se encontraba doblada como un signo de tristeza, pero tampoco es ese el motivo. Al final la causa no es el cautiverio en si una vez analizado, sino que se encuentra relacionado con el colágeno.

Cuando estos animales se encuentran a temperaturas algo altas, la estructura del colágeno puede llegar a modificarse. Dando como resultado que pierda su rigidez dando esa forma tan característica que conocemos.

Ahora bien, ¿por qué es mayor el porcentaje de aletas dobladas en las orcas en cautiverio? La razón puede ser que estos animales cautivos suelen salir a la superficie con una frecuencia mucho mayor.

En cambio, las que se encuentran en mar abierto pasan mucho más tiempo sumergidas, por lo que su aleta suele estar en las temperaturas adecuadas. Esto evita que el colágeno termina por deformar su cuerpo.

Otra teoría habla que las ballenas en libertad viajan a velocidades mucho más altas, permitiendo que la aleta se fortaleza. Caso contrario en cautiverio, en donde esta falta de presión y ejercicio permite se aflojen.

Una aleta doblada, ¿se queda siempre así?

No, se puede recuperar. Se han observado ballenas que se encontraban en cautiverio que al regresarlas al océano recuperaron la fortaleza y verticalidad. Por lo que podemos darnos cuenta no es algo permanente.

Estas ballenas, ya sea por las nuevas temperaturas o por el ejercicio realizado, lograron recuperar gradualmente su aleta como estaba antes. Por lo que si alguien pensaba podía ser una enfermedad se descarta, es una condición temporal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *