¿Es cierto que los toros odian el color rojo o solo es un mito?

Cuando pensamos en los toros, es probable que no pensemos en él como ese bovino macho de la vaca. O como un mamífero con cuernos, que gracias a su existencia tenemos también diversos tipos de carnes.

No, desafortunadamente es probable que pensemos en él como ese animal que arriesga su vida en las corridas. Y que en muchos países, todavía existen algunos que consideran esa masacre como una forma de arte.

Opiniones aparte, hay algo que sin duda llama poderosamente la atención: la furia que presenta con el rojo.

¿Por qué los toros odian el color rojo?

toros odian el color rojo

En estas corridas, vemos como el torero carga con una especie de tela de color rojo. Su nombre es capote, que es la capa del torero que utiliza para mover en la última parte de la corrida. La idea es enfurecer al toro con ello.

Si hemos visto uno de estos eventos, notaremos como al hacerlo el toro enseguida intenta atacar. Y debido a que es predecible el movimiento, el torero alcanza a esquivarlo  mientras el público dice “olé!”

Ahora bien, ¿el toro odia el rojo? La realidad es que eso es un mito. Una creencia que se ha creado con el pasar del tiempo, y que ha sido reforzado con una gran cantidad de películas, series y caricaturas.

No, los toros no atacan porque han visto el rojo. Lo hacen simplemente por el movimiento de la capa. Ha tenido ese color por tradición, pero si le mostraran otros colores, también haría ese ataque Aunque no es la única razón.

¿Y porqué terminan por atacar?

Es una serie de razones:

En primer lugar, el toro que llevan es un animal bravo. Buscan por medio del cruce selectivo tener ejemplares que tengan un carácter agresivo, para que al ser provocados sea bastante más fácil que realicen sus ataques.

Uno de los más conocidos para esto es el llamado toro de lidia, que ha sido cruzada por mucho tiempo con ciertas características. Y es el más utilizado para estas ocasiones.

Y otro motivo es el ambiente: cuando se realizan las corridas, es un ambiente de ruidos, gritos y demás. Esto termina por poner todavía más nervioso y gravo al animal, que estará muy alerta para defenderse.

Porque precisamente eso es el principal detonante: su instinto de supervivencia. No sabe que pasa, se encuentra amenazado y simplemente busca defenderse.

Algo que debes saber es que los toros son malos para ver los movimientos suaves. Este tipo incluso podría ayudarte en una situación comprometedora, ya que todo lo que se mueve muy lentamente es difícil verlo para ellos.

Requieren que se mueva algo con cierta rudeza. Es por eso que el torero mueve con violencia el capote, esperando que llame la atención del toro, el cual ya estará asustado y enfurecido con el ambiente.

Ese ese el motivo por el que ataca, el movimiento y estar en una situación incómoda. Si le hubieran mostrado un capote de otro color, de igual forma atacaría.

Los colores que se manejan por lo tanto son más por tradición que otra cosa. Por lo que si te encuentras andando cerca de un toro y tienes algo rojo, no te atacaría por eso. Más te perseguiría si te ve corriendo con miedo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.